MORELIA, Mich., 11 de febrero de 2018.- La ciclovía dominical en Morelia es un espacio recreativo y de fomento del uso de la bicicleta que ha ganado aceptación entre los usuarios en los ocho años que suma de operación, al facilitar la recuperación de los espacios públicos,  incentivar el empleo de transportes alternativos al automotor particular y motivar la convivencia social, refirieron usuarios de la ciclovía.
“Vengo cada 15 días, no puedo cada semana por mi trabajo o actividades personales, pero trato de venir con mi familia; me parece que la ciclovía es un espacio que todos los morelianos debieran tratar de disfrutar para convivir y hacer ejercicio”, señaló carlos Durán, técnico radiólogo.
“Trato de venir cada domingo, porque la ciclovía es una actividad que anima a venir con la familia y los amigos, además que está padre el lugar”, explicó Jonathan, de ocupación estudiante.
Cada domingo, una media de 4 mil 500 personas acude a la ciclovía dominical en Morelia, refirió Juan Arévalo, presidente de Bicivílizate y coordinador de la iniciativa ciudadana de la ciclovía, que se instrumentara en la capital del estado a partir de 2010.
Juan Arévalo detalló que entre las 8 horas y las 13 horas de los días domingo la avenida Madero, entre la calle Cuautla y la avenida Tata Vasco alberga hasta 4 mil 500 personas, entre ciclistas, peatones, patinadores, padres con sus bebés en carriolas y personas que pasean a sus mascotas. Sin embargo, es entre las 10:30 horas y las 12:30 horas cuando se observa una mayor presencia de paseantes en el área.
Agregó que además de la habilitación del espacio con los objetivos de impulsar la recuperación de sitios públicos por la sociedad y el fomento del uso de la bicicleta como medio de transporte, no meramente recreativo, se cuenta con un sistema de bicipréstamo, que dispone de dos estaciones en la ruta y ofrece en renta 100 bicicletas, de las cuales 14 tienen portabebés.
Entre 150 y 400 personas acceden al servicio de bicipréstamo, que tiene un costo a partir de 10 pesos, destinado al mantenimiento de las unidades y el pago del resguardo de las mismas; aunque la demanda de bicicletas es mayor y con tendencia al alza, la organización no cuenta al momento con posibilidad de incrementar la cifra de vehículos a disposición.  
Andar en bici en Morelia
Cuestionados en torno del cumplimiento de los objetivos de la ciclovía dominical, usuarios del atractivo coincidieron en que se han detectado avances importantes.
“Sí se cumplen los objetivos, las personas aprenden que como conductores de automotores particulares deben dejar el espacio adecuado a los ciclistas y estos aprenden a mantenerse en los sitios habilitados para ellos, con lo que se posibilita la convivencia entre los distintos usuarios de las vialidades”, agregó Carlos Durán.
“Creo que sí se logran los objetivos, sobre todo el de la convivencia con la familia y los amigos”, refirió Madai, de ocupación estudiante.
No obstante, se requiere de medidas adicionales para permitir que Morelia sea una ciudad transitable con seguridad para los ciclistas.
“Antes se podía recorrer Morelia en bicicleta; ahora, no, porque hay mucho tráfico y los conductores de automóvil no respetan a los que andan en bicicleta o motocicleta, tenemos que empezar por fomentar una cultura vial, basada en el respeto y en darse a respetar”, explicó Carlos Durán.
“A veces voy a la escuela en bicicleta, Morelia es una ciudad que se puede recorrer así, aunque hay mucha gente que no respeta a los que no van en automotor, se necesita que como la ciclovía dominical se instrumenten otras acciones para que los ciclistas se sientan más seguros”, afirmó Jonathan.
“Morelia sí es apta para el uso de bicicleta, y más gente usaría este medio de transporte si se pusieran sistemas de renta de bicicletas públicas, a costos accesibles, más allá de la ciclovía dominical”, mencionó Madai.