COLIMA, Col., 29 de enero de 2019.- Es grave el daño a Manzanillo por el bloqueo de vías férreas por la CNTE Michoacán, así lo expresó el gobernador Ignacio Peralta Sánchez.

Es un tema que compete resolver al Gobierno de Michoacán y al Gobierno de la República el bloqueo ferroviario que se vive en Michoacán y que daña por millones de pesos al día.

Además, calificó de “grave” la situación que se vive en el puerto interior de Manzanillo por la acumulación de contenedores que no se han podido movilizar hacia el interior del país “por el bloqueo de vías férreas que realiza la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en el Estado de Michoacán, que ha afectado por igual al puerto colimense y de Lázaro Cárdenas.

También señaló que esta situación (el bloqueo de vías férreas) durante estos los 15 días que ha durado ha generado cuantiosas pérdidas económicas al comercio nacional e internacional.

El mandatario estatal colimense, expresó que de acuerdo a la información preliminar que se tiene existe una acumulación de cuatro mil contenedores detenidos en el puerto de Manzanillo, una vez que Ferromex maneja el 15 por ciento de la mercancía que llega a través del puerto colimense.

Precisó, qué este es un problema que le compete resolver al Gobierno de Michoacán y al Gobierno Federal, pues Colima no tiene elementos ni facultades legales para intervenir, “pero si está teniendo repercusiones en nuestra más importante instalación logística, como es el puerto de Manzanillo”.

“Hago votos para que se encuentre una solución inmediata a esta problemática en el estado de Michoacán”.

Peralta Sánchez, señalo que este asunto debe de ser resuelto a la brevedad, pues no es solo las afectaciones a dos muy importantes instalaciones logísticas para el país, como lo son los puertos de Lázaro Cárdenas y Manzanillo.

“Se trata de una problemática que tiene que ver con el comercio exterior, que es un tema fundamental y estratégico para el país. Con este bloqueo pudieran estar afectándose actividades industriales, el abasto de alimentos y medicamentos para el país, entre otros”.

Y sentenció “se tiene que resolver”, razón por la que hizo “una solicitud atenta y respetuosa” para que esto (el bloqueo) no afecte más a las operaciones logísticas del país, principalmente en la región centro occidente del país.

Anunció que se este martes sostendría una conversación telefónica con los titulares de Gobernación y de Comunicaciones y Transportes con la finalidad de “manifestarles mi preocupación por la afectación que está teniendo el puerto de Manzanillo y una solicitud para que se atienda esta situación que está afectando ya al puerto colimense”.

Dijo que toda obstrucción de una vía de comunicación es “un delito penal”, así está tipificado.

Recordó que el año pasado en Manzanillo se rompió récord en el movimiento de contenedores, pues se alcanzó los 3 millones de contenedores, además de que se sigue incrementando la carga suelta, por lo que “es una preocupación permanente de que el Puerto de Manzanillo siga operando con altos estándares de eficiencia y productividad y se nos está afectando, de manera indirecta. Por lo tanto es un tema que debe atender a la brevedad el Gobierno Federal”.

Reiteró que esta situación que se vive en Manzanillo “es grave”, pues es una afectación a las actividades logísticas, pues esto por minuto tiene costos muy importantes en el suministro de las cadenas productivas, en el abasto de diversos productos. Definitivamente es un asunto grave que se debe atender”, concluyó.