MORELIA, Mich., 15 de agosto de 2019.- En nada ayuda a Michoacán un adelanto de participaciones federales para cerrar el ejercicio fiscal 2019 porque el problema del déficit financiero solo se trasladará a 2020 que podría ser el año de la quiebra del estado, advirtió el presidente de la Comisión de Programación, Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso del Estado, Norberto Antonio Martínez.

“Es patear el bote al próximo año, atole con el dedo para los michoacanos, un juego perverso porque, incluso, a veces, les ponen un impuesto a los adelantos de participaciones y son con cargo al estado”, advirtió el legislador del Partido de la Revolución Democrática.

Si hoy el déficit de las finanzas públicas es de más de cinco mil millones de pesos, si no se resarce se trasladará al 2020; entonces, si el 2019 es muy malo, peor será el 2020, la ruta será muy difícil si no hay una refacción o un empréstito, indicó.

La única salida es la federalización de la nómina de los servicios educativos y de salud porque hay temas sindicales que se resuelven políticamente porque si detonan se convierten en problemas sociales, pero no hay voluntad política de ayudar a Michoacán.

“Políticamente, como michoacanos, en el Congreso del Estado, hemos dado un cheque en blanco a la Federación aprobando todas las armonizaciones de ley, la de prisión preventiva, la Guardia Nacional, la Educativa y a cambio no se recibe el mismo trato, al contrario, Andrés Manuel que es Morena, está castigando a Silvano que es del PRD”.

Martínez criticó la declaración del diputado federal por el distrito de Uruapan, Ignacio Campos, por haber arrancado al secretario de Hacienda y Crédito Público -junto con Reginaldo Sandoval y Jaime Tejeda- el compromiso el compromiso de que al menos habrá adelanto de participaciones para evitar conflictos sociales al cierre de 2019 porque no es la voz autorizada para hablar a nombre del Ejecutivo federal.