MORELIA, Mich., 1 de diciembre de 2020.- Los festejos guadalupanos no tendrán una extensión en sus fechas de realización, pese a que este año arrancaron con 10 días de retraso, respecto del período definido para la celebración por el bando municipal, refirió Humberto Arróniz Reyes, secretario del Ayuntamiento.

Expuso que este rezago se generó porque los comerciantes que participan en los festejos guadalupanos estuvieron renuentes a aceptar su instalación en sedes alternas, luego que por la pandemia de coronavirus (Covid 19) el municipio determinara la suspensión de la actividad en las inmediaciones del Santuario Guadalupano.

“Ellos así lo decidieron, no es una responsabilidad nuestra, las festividades terminan el 12 de diciembre y nosotros no podemos ir más allá de esa fecha”, reiteró Arróniz Reyes.

Aunque explicó que la Secretaría del Ayuntamiento no ha conocido en las mesas de diálogo donde ha acudido la propuesta de los comerciantes informales que participan en los festejos guadalupanos de mantenerse en operaciones hasta el 24 de diciembre, para solventar los primeros días de la temporada que no laboraron, insistió en que no sería viable, de inicio, acceder a la misma.

“No nos han hecho la petición, no la hemos evaluado, pero para nosotros la festividad termina el 12 de diciembre”, insistió Humberto Arróniz.

Asimismo, manifestó que no será posible otorgar a los vendedores una plaza adicional, más cercana al Centro Histórico, para ofertar sus productos, debido a que se tendrían los riesgos de concentración de personas y propagación del virus que se pretenden evitar con la suspensión de los festejos en la zona del Santuario Guadalupano.

“Esperaban que se les pudiera dar una plaza más céntrica, aspiraban a que fuera la plaza Valladolid, pero no es posible, porque se generaría el mismo fenómeno que en San Diego, no se trata de un lugar físico, sino de la posibilidad de una alta concentración de personas y riesgo de contagios”, detalló.

En torno de la prestación de servicios básicos, como electricidad y agua, para los comerciantes que ya se ubican en las sedes alternas definidas por los gobiernos estatal y municipal, el secretario del Ayuntamiento señaló que se destinará una proporción del presupuesto asignado a la atención de estos oferentes de temporada.

Ello, una vez que acepten de manera formal la asignación de espacios en las sedes alternas al área del Santuario Guadalupano, que son el Centro de Convenciones y Exposiciones de Morelia (Ceconexpo), el bosque Cuauhtémoc, el antiguo recinto ferial y la plaza de la Paz.

Reconoció que esta dotación de servicios representará una mayor complejidad que atender al gremio en la zona acostumbrada, “pero tenemos que hacerlo”.

Comerciantes informales que participan en los festejos guadalupanos aceptaron, tras negociaciones y manifestaciones, instalarse en sedes alternas a la zona del Santuario Guadalupano con motivo de los festejos guadalupanos, ante la pandemia de Covid 19, lo que ocasionó que la temporada, que de ordinario inicia el 20 de noviembre y culmina el 12 de diciembre, en esta ocasión arrancara entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre.