PÁTZCUARO, Mich., 22 de noviembre de 2019.- La caída del turismo se verá a corto plazo ante la falta de apoyo del Gobierno Federal para promocionar al país en los mercados de origen en los que la competencia es mucha, afirmó el empresario hotelero Gonzalo Brockmann.

“Eventualmente a México le va a hacer daño porque lo que ha funcionado históricamente muy bien ha sido esa mancuerna de los gobiernos federal y estatales para la creación de infraestructuras, con inversiones que a lo mejor han llevado 15 o 20 años para recuperarse, pero que a la larga ahí están: Cancún, Los Cabos, Huatulco, Ixtapa, ahí están a la vanguardia y a la categoría de cualquier lugar del mundo.

“Igual los hoteles que ha hecho el sector privado; el 80 por ciento de los hoteles en México son de familias mexicanas y están a la altura de los mejores del mundo, y se acostumbraba a hacer promociones con recursos del sector privado, pero respaldados y apoyados con recursos del Consejo Turístico, que ahora van a estar ausente, y pues al no estar presentes en los mercados creo que no tardaremos en ver que México ya no es el sexto, vamos a ser el octavo o el décimo porque, como todo en la vida, hay competencia”.

Sin embargo, aseguró que los empresarios del sector no dejarán de invertir porque México es un país con una vocación turística natural y por eso en 2018 se tuvo la visita de 40 millones de personas, y fue el sexto país con más visitantes extranjeros de la tierra.

El año pasado, México captó más turismo que Alemania, Inglaterra o Turquía, que han hecho grandes inversiones porque la cultura prehispánica, la colonial, las bellezas naturales, las costas, el clima, la gente cálida, la gastronomía hacen a un país por naturaleza turístico y con un gran potencial de crecimiento.

Además, México tiene calidad de instalaciones, a la vanguardia mundial, la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey o Puebla tienen hoteles de la misma categoría que las grandes capitales de cualquier país de la tierra y los desarrollos de playa y de ciudades coloniales también, indicó Brockmann.