MORELIA, Mich., 10 de abril de 2018.- El Bosque Cuauhtémoc, antiguamente conocido como bosque de San Pedro, es uno de los lugares emblemáticos de la capital michoacana; es lugar de museos, parques infantiles, hospitales e incluso oficinas de gobierno. Es el pulmón más importante de la ciudad de Morelia. Pero ¿cuáles son las actividades que pueden hacerse en ese lugar? En Quadratín salimos a preguntarle a los morelianos qué es lo que hacen en el bosque Cuauhtémoc.

 

Juliana, una madre de familia, indica que lleva a sus hijos para que se distraigan un rato y jueguen, “mucha gente viene también con animales, con los perros, a pasearlos”, asegura.  Reconoce que casi no visita el bosque, “es raro que venga”. Sin embargo este sábado acudió al bosque a realizar otras actividades y se llevó a sus hijas para que se divirtieran un rato en los juegos.

 

“Venimos de vez en cuando, y la razón es para que mis hijos vengan a disfrutar un ratito de los juegos, que pasen un rato agradable” manifiesta Yuri, madre de familia. Dice que visitan el bosque una vez al mes y disfrutan los juegos,sea de manera gratuita o que tenga que pagar una cuota, “no importa que cobren porque son cuotas accesibles”. El tiempo de permanencia de esta familia durante la visita al bosque Cuauhtémoc es de aproximadamente tres horas.

 

“Vengo con los nietos a los juegos mecánicos, a los columpios, a darle vuelta a todo lo que es el área de recreación de este bosque”, señala el señor Efraín mientras cuida a uno de sus nietos en un columpio. Dice que acude los fines de semana a este lugar. Recuerda que la primera vez que visitó el bosque tenía 13 años y traía una bicicleta, “me trajo un primo, me gustó y me divertí en esa ocasión, pero ya luego crecí y venía poco hasta ahora con los hijos y los nietos es que he regresado”.

 

“Se pueden realizar muchísimas actividades, en mi caso yo vengo a dar Tai Chi el sábado y entre semana” explica el señor Aristeo. Dice que visita el lugar tres veces a la semana; los martes, jueves y sábados. “Aquí vivía dando clases pero ahorita estoy en otras áreas, externa Aristeo, quien dice antes iba al bosque a leer un rato pero ahora realiza deporte. Cuenta a Quadratín que hace algunos años escuchaba comentarios de que el bosque era peligroso porque podían asaltar, sin embargo en los últimos años no ha oído nada de eso y se siente seguro en el lugar, “tiene muy buena iluminación en la noche, creo que ya es seguro, no es tan peligroso”.

 

Para Alejandro, las actividades que se realizan en el bosque Cuauhtémoc son deportivas. Manifiesta que visita el lugar cada tercer día, y cada vez permanece alrededor de 45 minutos. “La gente hace distintas actividades aquí como Tai Chi y artes marciales; hace una semana estaban practicando por allá karate”. Recuerda que hace algunos años cuando era niño visitaba con mucha frecuencia el bosque Cuauhtémoc acompañado de su padre.