Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: José Hernández/Quadratín

Avalaron recurso a escuela pero no ha llegado; maestros temen se pierda

Uriel Morales Pérez/Quadratín
 
| 14 de junio de 2018 | 19:00
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 14 de junio de 2018.- Tierra, maleza, madera, láminas rotas y pupitres desgastados en su mayoría, son los elementos que prevalecen en la Escuela Secundaria Técnica 161, ubicada en el fraccionamiento Lomas de la Maestranza, en Morelia.

En estas condiciones precarias se encuentran desde hace ya cinco años, motivo por el cual se han esforzado por mejorarlas y desde cero levantaron cimientos con la esperanza de que las autoridades los volteen a ver, sin embargo, esto n ha tenido eco favorable.

Eliseo Guillén Cortés, docente encargado del plantel, señaló que desde hace años han acudido a las instancias necesarias para que se atiendan sus demandas en beneficio de cientos de jóvenes que ven en este espacio su única opción de preparación académica.

“Tenemos cinco años luchando aquí porque esto funcione por el bien de nuestra comunidad, sin embargo, no ha habido el apoyo como tal, y lo que se ve aquí ha sido el esfuerzo económico de los compañeros”.

Aseveró que lograron un acercamiento con las autoridades, las cuales se comprometieron a apoyar al plantel, primero en promesa verbal y ante la presión se dio mediante documentos sellados y firmados, pero lo que los inquieta es que después de ello ya no han tenido más respuesta.

Es por ello que hacen un llamado para que la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) no haga oídos sordos y menos que no vaya a cumplir lo pactado por escrito, pues temen que ocurra lo mismo que con el magisterio, que a pesar de tener minutas, llevan años luchando para que se les cumplan.

Con mirada consternada, el profesor destacó que creyeron que el contar con la clave y reconocimiento agilizaría la llegada del material de construcción para dignificar el plantel, pero esto no ha sido de gran ayuda, pues la autoridad sigue apática.

“Eso es lo más importante, que a través de estos cinco años de lucha logramos que el Ayuntamiento nos donara un terreno que tiene poco menos de 7 mil metros y en agosto de 2017 nos dieron la clave y ya cumplimos los requisitos para que nos autoricen la estructura de nuestra escuela, y afortunadamente en ese sentido ya hay documentos donde lo estipulan.

“La Secretaría ya sabe que tenemos todo y tenemos la urgencia de que empiecen a construir, ya cumplimos todo y estamos a la espera de que empiecen a construir, pero vemos un riesgo de que en estas campañas el dinero se vaya a ir a otras cosas”, expresó el docente, a la espera de la respuesta de la autoridad.

Lo que aguardan se concrete es para cinco aulas, un laboratorio, el patio cívico, los baños, la dirección general, y aunque no les dieron fecha de inicio ni monto aprobado, insisten en que sea a la brevedad, pues no quieren que el dinero pueda desviarse y no llegar para el fin que fueron etiquetados.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales