MORELIA, Mich., 15 de octubre de 2019.- Acordaron los diputados de las comisiones unidas de Programación, Presupuesto y Cuenta Pública y la de Hacienda y Deuda Pública del Congreso del Estado mantener el doble cobro del Derecho de Alumbrado Público (DAP), pero sin incrementos para 2020.

Aunque el diputado del Partido del Trabajo Baltazar Gaona planteó eliminar ese cobro, la mayoría de los legisladores optó no tocar esa tarifa, pese a que hace un año acordaron realizar un estudio a fondo para sustentar la decisión de eliminarlo, pero no lo hicieron.

El legislador por el distrito de Tarímbaro señaló que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya estableció que se trata de un cobro inconstitucional y los ciudadanos no tienen porqué seguir pagando la irresponsabilidad de los alcaldes que se resisten a la sustitución de las luminarias por lámparas led, que además generan un ahorro importante en el consumo de energía eléctrica.

Arturo Hernández, presidente de la Comisión de Hacienda y Deuda Pública dijo que tendría mucho rendimiento político una acción tan bonita, pero al final los perjudicados serían los ciudadanos porque dejarían de tener el servicio de alumbrado público por lo que se tenía que mantener.

Norberto Antonio Martínez, presidente de la Comisión de Programación, Presupuesto y Cuenta Pública señaló que el aumento de alrededor del 70 por ciento que tenido la energía eléctrica ha puesto de rodillas a los ayuntamientos ya que no solo es e alumbrado público sino también el bombeo del agua potable.

Hugo Anaya, diputado por el distrito de La Piedad señaló que si bien algunos municipios que han cambiado luminarias por lámparas led lo hicieron mediante asociaciones público privadas o créditos que todavía están pagando y no podría hacerlo si se elimina ese cobro.

El cobro del DAP es inconstitucional porque se hace en dos momentos, uno en el pago del Impuesto predial que ingresa a los ayuntamientos y el otro en el recibo bimestral de energía eléctrica que ingresa directo a las arcas de la Comisión Federal de Electricidad; sin embargo, los legisladores se resisten a eliminarlo.