MORELIA, Mich., 10 de octubre de 2018.-    La negativa del ayuntamiento de Morelia a recibir la administración del ramal Camelinas, en tanto persistan las observaciones efectuadas por los vecinos de la zona, no obliga a la no apertura de la vialidad, aseguró Raúl Morón Orozco, presidente municipal de la capital michoacana.

Morón Orozco expresó que la gestión local no tiene objeciones a que la Federación, inclusive el estado, abran a la circulación vehicular el ramal Camelinas.

Sin embargo, esta apertura no implicaría la aceptación por parte del gobierno municipal de la responsabilidad de atender y mantener la obra de infraestructura, la que, de acuerdo con residentes en colonias aledañas, enfrenta desperfectos y problemas que es imperativo resolver.

“Lo que hemos planteado es atender las inquietudes e incertidumbres de los habitantes de la zona, como las coladeras, que hicieron crisis con una lluvia pasada, así como las casas cuarteadas, según dicen los afectados, por el uso de dinamita durante la construcción de los túneles del ramal, y la seguridad para la zona escolar; éstas son observaciones no del ayuntamiento, sino de la ciudadanía, pero si no las quieren resolver, pueden abrir cuando ellos quieran, no nos vamos a oponer a que los túneles operen, si los quieren abrir, que los abran, sin ninguna dificultad”, reiteró.

Recordó que el mantenimiento ordinario del ramal Camelinas, una vez que su administración recaiga en el ayuntamiento de Morelia, representará una erogación por 1.7 millones anuales, una suma que calificó como elevada, pero que deberá solventar el gobierno local.

En el caso de las observaciones detalladas por vecinos de las colonias aledañas al ramal Camelinas, precisó que el ayuntamiento capitalino no tendría la capacidad financiera de resolverles.

Cuestionado sobre la existencia de los permisos necesarios para la ejecución del ramal Camelinas, uno de los señalamientos recurrentes de ciudadanos opositores a la edificación de la vialidad, Raúl Morón afirmó que el proyecto dispuso de la totalidad de los documentos requeridos por la norma.

“Existen las licencias, todo está en orden”, expuso el munícipe.

El ayuntamiento de Morelia, no obstante, refirió con posterioridad que la emisión de la documentación requerida para la construcción de la obra no es competencia del municipio, al ser el ramal Camelinas una intervención federal.