MORELIA, Mich., 30 de enero de 2019.- Sin preocupación se dijo la Sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ante el anuncio de la auditoría que se solicitó ya formalmente este martes.
Saturnino Pineda, secretario de Prensa y Propaganda de la Sección XVIII, aseveró que esta medida no les asusta ni les inquieta, toda vez que la demanda principal de los trabajadores es que se revise y aclare en dónde se originó el desfalco a las finanzas educativas.

Destacó además que este tipo de señalamientos lo han hecho desde hace tiempo en espera de que la Federación se fijara en la problemática que persiste en la entidad con este tipo de malos manejos.

“No nos preocupa esto en lo más mínimo, todo el trabajo que se ha hecho por parte de la Sección XVIII en los distintos momentos, ya sea en estos o en el anterior comité ha sido poner a los funcionarios de los diferentes gobiernos en turno las demandas de las bases y no nos preocupa la auditoría”.

Indicó que ellos incluso desde años atrás han detectado anomalías y por ello recurrieron al exhorto para que las autoridades indagaran los recursos y su destino, ya que acusan que no hay certeza de que el dinero se haya empleado en lo que era su destino.

Pese a este anuncio, el representante magisterial comentó que esta auditoría debió ser encabezada por instancias externas al gobierno michoacano, ya que al ser la Contraloría del estado, esta puede tener un mal enfoque o no resolver nada.

“Es más, nosotros la hemos estado pidiendo a la Federación, y además una auditoría externa, no queremos una auditoría interna y generada desde el propio gobierno del estado, entonces se tiene que auditar a la Secretaría, incluso, si algunos de los integrantes de la CNTE o de otra expresión sindical, que haya castigo a quien sea, pues no vamos a meter las manos por nadie”, refirió el representante gremial.