MORELIA, Mich., 8 de febrero de 2020.- “Nosotros fuimos los primeros que hicimos la rosca de reyes en toda la República Mexicana; somos el número uno y de ahí fue Guanajuato, Apatzingán…no la primera, pero sí la más grande de Michoacán”, explica a Quadratín Mario Antonio, responsable de la panadería Bautista.

En ese lugar con una tradición en la elaboración de pan la cual llega a 50 años, Mario Antonio quien se hace cargo desde hace 25 años después de que su padre lo hizo durante otros 25, no recuerda el tamaño de aquella rosca; son 200, dice, sin recordar claramente si fueron 200 metros o dos mil metros.

Tampoco recuerda con exactitud el año en que esto ocurrió, solo recuerda que en ese tiempo estaba de gobernador en Michoacán Víctor Manuel Tinoco Rubí, fue a través de su esposa, dice.

Cuenta que su papá, que dirigía en ese entonces la panadería, le sugirió a la primera dama estatal que hicieran algo para Navidad y Año Nuevo, “muñequitos para los niños y cosas así”, lo que sucedió durante tres años. “Vinieron a buscarme pero yo no quise porque había mucha movida”, explica y asegura que él “no es así”, no se mete en esos problemas, dice.

“No recuerdo cuánto… fue un chingo, pero alcanzaron hasta los viejitos, los tutelares y todo eso, chavillos a que no tenían qué comer”, recuerda sobre la creación de aquella rosca gigantesca.

Señala que ya no participan en la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canaimpa), “tengo como 18 años que me salí, yo soy legal” dice, y explica que no le gusta andar en cosas y lo querían meter pero no le alcanza el tiempo; “es que el trabajador siempre te falla y como el señor sí tiene harta familia, ellos se pueden echar la mano, yo no”, dice refiriéndose a Oliverio Cruz quien actualmente es el delegado de la Canaimpa en Michoacán.