MORELIA, Mich., 10 de enero de 2020.- La Dirección del Trabajo y Previsión Social del Gobierno de Michoacán, ha cerrado un año de manera satisfactoria, a decir de su titular David Garibay, quien señaló a Quadratín que en el año 2019 atendieron a más de 9 mil personas en el global, quienes fueron a presentar quejas y a asesorarse principalmente.

De estas personas, dijo, dos mil 200 les giraron un citatorio a sus patrones por algún despido injustificado o por la falta de pago de alguna prestación, donde se consiguió el 75 por ciento de estos asuntos y se firmaron mil 700 convenios.

Solamente 500 personas no llegaron a un convenio, dijo, y por ello terminó en una demanda, pero de estas quinientas, por lo menos 100 se conciliaron en la primera audiencia ante la Junta de Conciliación y Arbitraje.

El monto que se les pagó a los mil 700 trabajadores, fue de más de 24 millones de pesos, “lo cual es importante porque el trabajador no quiere ir a un juicio, lo que quiere es que se le liquide, recibir su dinero e irse a buscar trabajo, y también las empresas lo que menos quieren es estar contratando abogados para ir a contestar demandas laborales”.

En este sentido, externó, es importante la labor que ha realizado la dirección a través de la Procuraduría de la Defensa del Trabajador, por lo que se encuentran muy satisfechos con estos números, aseguró, y a partir de que entre en vigor la Reforma Laboral, será obligatoria la conciliación.

El próximo 16 de enero tendrán una reunión con la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, para revisar todo el tema de la Reforma Laboral, “cómo vamos, cómo va la implementación, la armonización legislativa y lo que están haciendo; es estar trabajando en beneficio de los trabajadores y de los patrones para mantener la paz laboral en el estado”, concluyó.