MORELIA, Mich., 12 de junio de 2018.- La negativa de algunas comunidades indígenas a la instalación de casillas podría derivar en la anulación de la elección en el Distrito 05 con cabecera de Paracho, después del primero de julio, por lo que existe el riesgo de que se convoque a una elección extraordinaria para legitimar el resultado.

El Distrito electoral 05 está integrado por los municipios de Charapan, Chilchota, Cherán, Paracho, Nahuatzen, Erongarícuaro, Quiroga y Coeneo, con cabecera en Paracho, cuya población es predominantemente indígena.

Algunos grupos de habitantes en las comunidades indígenas como San Felipe de los Herreros, Cherán, Tanaquillo, Acachuén, Carapan, Ichán, Zopoco, Arantepacua, Sevina, Nahuatzen, Comachuén, Aranza, Urapicho y Santa Fe de la Laguna rechazan la instalación de casillas, por lo que el INE trabaja en una estrategia alterna para la colocación de casillas especiales.

De acuerdo con la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, en cada distrito local y federal debe garantizarse el 20 por ciento de las casillas electorales, lo que, de acuerdo con la advertencia de algunas comunidades, no se lograría en el distrito 05, donde a la fecha se tiene prevista la instalación de 261 casillas, aunque esta cantidad podría ajustarse.

Se afectaría a 47 mil 525 electores

El último reporte del Instituto Nacional Electoral sobre la instalación de casillas arroja que hay 79 casillas con problemas para instalarse; 32 están sin definir, cinco son de instalación viable, pero 42 son prácticamente inviables y habría una afectación a 47 mil 525 votantes de la lista nominal, lo que equivale al 32.7 por ciento del listado nominal total.

De acuerdo con los artículos 75 y 76 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, será causa de nulidad de una elección cuando se acrediten irregularidades en por lo menos 20 por ciento de las casillas del distrito o cuando no se instale la quinta parte de éstas.

Anulación, previsible pero indeseable: IEM

En entrevista con Quadratín, el consejero del Instituto Electoral de Michoacán, Humberto Urquiza Martínez, señaló que un escenario de nulidad sería previsible, pero subrayó que es lo menos deseable ya que se tendría que anular la elección y llamar a una extraordinaria.

Ante ese panorama, dijo se trabaja en un permanente diálogo con los habitantes de las comunidades que se resisten, de manera respetuosa y con apego a criterios establecidos, a efecto de garantizar el derecho del sistema normativo indígena y en busca de salvaguardar el derecho constitucional el voto.

Precedente blindaría de nulidad

Al respecto, el vocal ejecutivo de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral, David Alejandro Delgado Arroyo, dijo que ya ha habido avance con algunas comunidades y que se mantendrá el diálogo.

Sobre el distrito 05, explicó que no necesariamente ocurriría nulidad, ya que el tribunal electoral podría tomar el precedente de Oaxaca en 2015, que validó la elección en condiciones de movimientos sociales. Además, indicó que es probable que las casillas inviables se retiren de la lista de ubicación de casillas en la semana previa a la jornada electoral.