MORELIA, Mich., 26 de abril de 2019.- La existencia de una laguna legal no deja claro el criterio para el nombramiento del sustituto de David Otlica, presidente municipal de Nahuatzen asesinado este martes, lo que abre la puerta a una disputa por esa silla presidencial entre el PRD y el grupo político Alternativa Democrática Nacional (ADN) en Michoacán, a la que pertenecía el fallecido alcalde.

El artículo 50 de la Ley Orgánica Municipal de Michoacán, reformado el 13 de diciembre de 2017, establece a la letra que: “En casos de ausencia definitiva del presidente municipal, una vez notificada al Congreso éste designará en un término de 30 días hábiles a quien deba sustituirlo, respetando su origen partidista o independiente”.

En entrevista con Quadratín, el presidente estatal del PRD y también diputado local, Antonio Soto Sánchez, consideró que debe hacerse una consulta porque hay una laguna en la ley, porque no queda claro qué procedería en el caso de ausencia de un alcalde que hubiese renunciado al partido que lo postuló y con el cual llegó a ese cargo de elección popular.

“David Otlica renunció al PRD, y gobernaba como independiente, pero él ganó en una boleta electoral con el PRD, partido que por esto tendría el derecho de elegir quién es el candidato y quién es el presidente. Pero no queremos meter a un presidente al que la gente no quiera, por eso planteamos que se consulte a la gente en asambleas y reuniones para garantizar gobernabilidad”, comentó.

Al señalar las condiciones de rispidez y división política que priva en Nahuatzen, mencionó que el PRD estaría dispuesto a ceder la presidencia municipal a una persona no perredista, pero no mediante un pase automático a ADN, sino con base en una consulta a la comunidad mediante asambleas y reuniones.

“El PRD tiene derecho a nombrar, pero consultando primero a la gente, que la gente diga quién quiere, si dicen que uno del PR, uno del PAN o el que sea, si no es perredista eso no importa, lo que importa es que sea alguien que pueda gobernar el municipio con tranquilidad, y que ya no haya más muertes”, apuntó.

Con relación al asunto, el diputado federal Carlos Torres Piña, líder político del capital político de la otrora ADN perredista en Michoacán, y quien al igual que David Otlica, también renunció al PRD, no habló de ceder ni no, sino que al igual que Antonio Soto, destacó la necesidad de designar a un perfil que garantice gobernabilidad.

“Dadas las circunstancias del municipio y su complejidad, debe de llegarse a un buen acuerdo entre todos los actores, y el que llegue, debe estar muy bien respaldado. Porque si no, se advertiría un panorama complejo ante los conflictos que ya existen”, comentó Torres Piña a Quadratín.