MORELIA, Mich., 22 de septiembre de 2018.- La Auditoría Superior de Michoacán (ASM) es la caja chica del Congreso del Estado, ya que los recursos que se le asignan se manejan con discrecionalidad y nadie conoce la plantilla laboral con que cuenta, afirmó la diputada Yarabi Ávila González.

Como ex presidenta de la Comisión Inspectora de la ASM dijo desconocer si el presupuesto que aparece en página del Congreso del Estado de 240 millones de pesos más 21 millones de viáticos es real ya nunca se pudo cuadrar la información financiera.

“Tengo los documentos donde yo solicité a Secretaría de Administración y Finanzas y a la Auditoría, dos o tres ocasiones, para saber cómo era la distribución de los viáticos, cuando yo preguntaba jamás me fue respondido ni por finanzas ni por la auditoría.

“Lo que me comentaban es que justamente se entregaban viáticos a la Auditoría, pero no había comprobaciones exactas, por eso era importante el reglamento de viáticos y nosotros lo externamos, pero nunca se elaboró ese reglamento y tampoco supimos cómo se realizaba la comprobación entre la Auditoría y la Secretaría de Administración y Finanzas”.

La legisladora del Partido Revolucionario Institucional señaló que también solicitó información sobre el personal, pero la Auditoría daba un número, el Comité de Administración otro y la Secretaría de Administración y Finanzas nunca le entregó la información requerida.

“Desgraciadamente, en temas financieros y de personal, nunca pudimos cuadrar la información; lo es y lo entendemos por qué es una bolsa de trabajo, de empleo a discrecionalidad, donde había diputados que tenían mayor número de personal y otros menos, fue información que se manejó con discrecionalidad y tenemos los documentos donde solicitamos esa información y jamás nos fue respondida”.

La legisladora consideró que es necesario establecer mecanismos que permitan claridad en el manejo de los recursos financieros del Congreso y no se disfrace con la Auditoría porque ahí es donde puede ser la caja chica de muchos que hacen negocios, por lo que es urgente la autonomía de la ASM para que maneje su propio recurso y se saneen las finanzas.