MORELIA, Mich., 14 de enero de 2019.- El secretario de Desarrollo Rural y Agroalimentario, Rubén Medina Niño, afirmó que no existe el riesgo de que ocurra un desabasto de alimentos derivado de la escasez de gasolina en Michoacán, que este lunes suma 23 días.

“Sin embargo, ha habido retrasos importantes en los envíos a los centros de consumo. Yo creo que con los inventarios de seguridad que tienen en los centros de consumo, ha venido generándose un abasto normal en los bienes y productos”, dijo.

El funcionario estatal reconoció que no tienen ningún reporte oficial de que los precios de los productos alimenticios hayan incrementado a consecuencia de esta situación. No obstante, dijo que si esta crisis no llega a su fin, sí podría ocurrir en los productos de primera necesidad.

“Sería previsible que habiendo poca disponibilidad de transporte, pudiera darse un incremento. (…) Tenemos el registro de que por el ausentismo y la falta de transporte hay un problema en la operación de los centros”, mencionó.

Medina Niño explicó que cuando se deja de producir menos volumen en donde se da el valor agregado, las mercancías al menudeo empiezan a encarecer, aunque aclaró que no sería justificado porque el precio del combustible no ha aumentado.

La semana pasada, Quadratín confirmó que en la Central de Abastos, y mercados locales, los comerciantes reportaron una disminución en sus ventas superior al 50 por ciento debido a la poca afluencia de compradores.