MORELIA, Mich., 17 de diciembre de 2017.- Recién ungido, Martín García Avilés, el nuevo jerarca del Partido de la Revolución Democrática en la entidad, estableció que no habrá más desbandada de militantes.

El exdiputado federal estableció el compromiso por promover la unidad interna y aseguró que aquellos que en su momento optaron por salir en búsqueda del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), han regresado a las filas partidistas, tras el maltrato recibido en la contra esquina.

Entrevistado luego de ser declarado dirigente estatal del PRD por un año, García Avilés aseguró que no hay, ni hubo ruptura partidista.

“Fue un problema de percepción, pero no existe división interna. Y la muestra de ello fue la capacidad y disponibilidad para la negociación interna”, declaró.

Dijo que las posiciones políticas establecidas son legítimas, pero ello no socavó la fortaleza del PRD michoacano, cuya aspiración será mantener mayorías en las próximas elecciones.

García Avilés se declaró un político completo, con experiencia y capacidad para conducir los destinos del perredismo michoacano.

En el acuerdo, García Avilés compartirá agenda y compromiso con el de ADN, el diputado local y exalcalde, Manuel Meléndez, quién asumirá la Secretaría General del partido.