MORELIA, Mich., 1 de junio de 2020.- Bajo el tema Ven a Morelia, el destino que te enamora, la Oficina de Congresos y Visitantes de Michoacán (OCV), realizó un seminario en línea donde participaron la Secretaría de cultura de Michoacán (Secum), la Secretaría de Turismo de Morelia y una guía certificada, para vender el destino de Michoacán a congresos, expos y convenciones.

En su participación, Claudio Méndez, titular de la Secum, desarrolló el tema de Patrimonio Cultural de Michoacán, porque es de los estados que cuenta con el mayor número de patrimonios, señaló. El primero de ellos es la ciudad de Morelia, dijo, en concreto Centro Histórico que fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1991.

Es un destino turístico culturalmente hablando, de los más importantes, y que cuenta con una red de museos importantes. La ciudad cuenta con actividad cultural la mayor parte del año, dijo y destacó al Museo Regional Michoacano como el primer museo fuera de la capital del país y uno de los más antiguos de México.

Hay museos de calidad internacional, dijo, como el Centro Cultural Clavijero, espacio que se ha convertido en uno de los referentes museográficos más importantes del país, esto porque ha albergado exposiciones importantes que no han llegado ni a Ciudad de México, han llegado directamente al recinto, manifestó Claudio Méndez.

También destacó la Casa Natal de Morelos, donde se habilitó un museo de sitio en el cual se puede conocer algunos documentos históricos, no sólo para la formación de México sino también para América. Otro sitio que mencionó como lugar de interés, fue la Casa de las Artesanías que es el actualmente el edificio en pie más antiguo de la ciudad y que fue convento franciscano, donde se exhiben las ramas artesanales más importantes del estado.

El funcionario también resaltó las celebraciones de la Noche de Animas en la zona lacustre de Michoacán, y otras manifestaciones culturales que hacen del estado una región rica en expresiones.

Otros los patrimonios culturales que destacó Claudio Méndez fue la pirekua, canto tradicional de los purépechas. Dijo que actualmente están haciendo un replanteamiento de los pireris, compositores de estas interpretaciones. También lo hizo con la cocina tradicional mexicana, cuyo expediente para ser patrimonio, estuvo basado en la cocina tradicional michoacana.

El funcionario resaltó el trabajo que se hace en la comunidad de Santa María Huiramangaro, en Pátzcuaro, con el rescate de un retablo del siglo 16. Se trabaja en su restauración porque es único en el país, dijo, “no solamente por la iconografía que representa este templo, sino también porque la arquitectura que se conserva actualmente es única en el país”.

Por su parte Deborah López, guía certificado de turismo habló sobre la capital michoacana, que cumplió 479 años de “una historia maravillosa”. Dijo que con tiempo, la ciudad puede generar las mejores experiencias y recorridos a la medida, porque cuenta con festivales, con la hospitalidad de sus habitantes, la calidad de los servicios, gastronomía y música.

La arquitectura de la ciudad resulta ser un deleite visual para propios y extraños, dijo y destacó los recorridos culinarios progresivos. Aquí la propuesta es llegar a un restaurante donde se haga la entrada, llegar a un segundo para disfrutar el primer platillo y así seguirá hasta terminar toda la experiencia gastronómica, expresó.

Como tarjeta de presentación de Morelia, la guía certificada destacó los lugares más emblemáticos de la ciudad, como los murales de la capital, los que están en la Biblioteca Pública, en el Colegio San Nicolás de Hidalgo, en el antiguo Palacio de Justicia, en la Pinacoteca de San Agustín y en el Palacio de Gobierno.

Las leyendas forman otra parte importante de la presentación de la capital michoacana, por ser una ciudad colonial cuenta con muchas leyendas y mitos que se van quedando en el colectivo de la ciudad, y que llevan por el camino a la magia y el misterio.

Como imperdibles de Morelia, la guía certificada señaló a “la reina”, es decir la Catedral Metropolitana; también al Palacio de Gobierno; el secreto mejor guardado: la Pinacoteca de San Agustín; la Casa Natal de Morelos; la Biblioteca Pública; el Colegio de San Nicolás Hidalgo; El templo de Santa Rosa de Lima y sus jardines; la calzada fray Antonio San Miguel; el Acueducto; el Santuario de Guadalupe y el antiguo convento franciscano.

Finalmente, Roberto Monroy, secretario de Turismo de Morelia, quien dijo que le habían dejado poco para destacar, también resaltó el nombramiento de la capital michoacana como Ciudad Creativa de la Música y personajes históricos que han nacido en Michoacán.

Recordó que en el 2001 se hizo el rescate del Centro Histórico, un proyecto muy importante que reunió a muchas personas e instituciones para poder remover el comercio informal y resaltar la belleza de las plazas. Fueron reubicados más de 5 mil comerciantes y así se mostró la belleza que tenía oculta.

Morelia recibe el 35 por ciento de los visitantes que llegan a Michoacán, explicó Roberto Monroy quien aseguró que la ciudad es una gran anfitriona, ya que recibe miles de visitantes y turistas. Además se encuentra en un punto estratégico con gran conectividad con ciudades como Guadalajara, Guanajuato, Querétaro y CDMX. También cuenta con una conectividad aérea que va a otras ciudades al interior de la República y a los Estados Unidos.

El Morelia en boca, el Festival Internacional de Cine de Morelia, Morelia de boda, que pretende colocar a la ciudad como un destino para este segmento turístico, son algunos de los festivales que destacan a la ciudad, explicó Roberto Monroy.

La Semana Santa tiene una manera muy particular de vivirse en Morelia dijo, y la Procesión del Silencio es la segunda más importante de México, solamente después de la San Luis Potosí. El secretario mencionó la Noche de Muertos, porque en la capital michoacana se hacen representaciones.

No dejó de lado en su exposición a las tenencias de Morelia, que, dijo, son las comunidades rurales alrrededor de Morelia que tienen capillas antiguas, artes y oficios artesanales, y belleza natural. De las tenencias destacó entre otras las catrinas y el trabajo de barro de Capula; las artesanías con piedra volcánica de San Nicolás Obispo.

El funcionario municipal no dejó de lado a la Morelia moderna, donde hay corporativos de empresas importantes a nivel mundial, campos de golf e infraestructura de primer nivel.

Se ha destinado la nueva marca turística de la ciudad, dijo, donde hay algunos escenarios en los cuales se ha decidido poner unas bancas, unas se sitúa frente a la Catedral, otra en Las Rosas, y una más en la calzada fray Antonio de San Miguel.