Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Rebeca Hernández Marín/Quadratín

Aprueban dictamen y se dicen chamaqueados regidores que firmaron actas

Rebeca Hernández Marín/Quadratín
 
| 06 de diciembre de 2017 | 7:00
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 5 de diciembre de 2017.- Parecía inútil que los regidores de Zamora se entrevistaran con los diputados integrantes de las comisiones unidas de Hacienda y Deuda Pública y de Programación Presupuesto y Cuenta Pública, luego de que habían aprobado el dictamen con el que se autoriza a ese ayuntamiento a contratar un crédito que garantice el pago de tres mensualidades a una empresa que se hará cargo de la sustitución de las luminarias del alumbrado público.

Antes de aprobarse la orden del día de la reunión de las comisiones se planteó escucharlos previamente a emitir su voto, pero la mayoría se opuso por lo que primero aprobaron el dictamen y luego atendieron a los regidores entre los asuntos generales de la sesión, realizada en un salón del hotel Juaninos.

Los regidores de los partidos Revolucionario Institucional, Salvador Escoto, del Verde Ecologista, Eugenio Santillán, de Acción Nacional, Patricia Hernández y Jesús Rivera y del Trabajo, Teresa Mora dijeron a los diputados que fueron engañados, que se les ocultó información y que no conocen el proyecto para modernizar el alumbrado público de aquella ciudad que acaban de aprobar.

Pidieron a los diputados parar el dictamen, porque la sustitución de las luminarias se puede hacer, por etapas, en un plazo de dos años, sin necesidad dejar endeudado al ayuntamiento durante los próximos 12 años y socializarlo con el Cabildo y con los zamoranos porque nadie conoce el proyecto que el edil presentó al Congreso.

Explicaron que en la sesión de Cabildo, cuya acta presentó el alcalde José Carlos Lugo Godínez, como sustento para su petición de que le autoricen un crédito de dos millones 400 mil pesos para garantizar el pago de tres mensualidades a la empresa que se hará cargo del alumbrado público, se les presentó el diagnóstico no el proyecto.

Se les dijo que con 150 millones de pesos se iban a sustituir 16 mil 500 luminarias, pero ahora resulta que el monto aumentó a 480 millones de pesos y el número de lámparas a sustituir bajó a  15 mil 650 y el municipio que quedaría endeudado durante 12 años.

Los legisladores Juan Pablo Puebla Arévalo y Sergio Ochoa Vázquez los regañaron, al señalar que ellos actuaban con base en documentos oficiales y contaban con un acta de Cabildo que avalaba la solicitud del edil, además de que el asunto se estaba discutiendo desde hace meses como para que hasta que se aprobó se presentaran a impugnar el proyecto.

“Si los engañaron, los chamaquearon, como dicen procedan a denunciar a quien abusó de su confianza y hagan la revocación del acta que firmaron y no vengan aquí a echarnos la culpa”, les reclamó el priista Ochoa Vázquez, aunque al mismo tiempo les estaba dando la solución para parar el dictamen.