MORELIA Mich., 28 de marzo de 2020.- El alcalde de Senguio, Rodolfo Quintana Trujillo negó la supuesta agresión contra la síndico de ese municipio, Norma Peña Castañeda, y precisó que detrás de la acusación está la molestia de la funcionaria municipal, pues el ayuntamiento le rechazó el nombramiento de Eduardo Olvera como Director de Patrimonio Municipal.

El munícipe se declaró listo para comparecer ante las instancias correspondientes y en su defensa esgrimió que en dos periodos de gobierno municipal no existe ningún antecedente que demuestre que haya acudido a la violencia con sus congéneres del gobierno municipal.

Explicó que el origen de la molestia de Norma Peña fue la negativa a aceptar a Eduardo Olvera en el gobierno, debido a que trabajó en el ayuntamiento de Irimbo, al que tiene demandado por cuestiones laborales, amén de irregularidades a su paso por ese gobierno.

“Hemos pagado sumas millonarias a Conciliación y Arbitraje por demandas de trabajadores y ya no vamos a ocurrir en eso”, expresó.

Rodolfo Quintana expuso que el previo al video, la sindico advirtió, su insistencia en que su recomendado se quedara en la nómina municipal.

“Los policías solo intervinieron para solicitar al recomendado que abandonara las oficinas. La compañera comenzó a filmar, pero no hubo agresión. Más bien ella me tiró manotazos al hombro con el teléfono y fue cuando uno de los elementos de policía me jaló para abandonar la oficina”, agregó.

Asimismo, rechazó que la discordia fuese por la compra de una camioneta y aseguró que la transacción fue en base a la ley y pasó la aduana del cabildo, quién dio el visto bueno.

Frente a la cámara, Rodolfo Quintana llamó a fumar la pipa de la paz y refrendó su respeto por los trabajadores del ayuntamiento de Senguio.