MORELIA, Mich., 3 de mayo de 2021.- En sillas de ruedas, con bastón y diversas enfermedades consideradas de alto riesgo en la tercera edad, cientos de personas esperan bajo los rayos de sol su turno para recibir su segunda dosis de la vacuna contra el Covid 19, en Ciudad Universitaria.

Los ánimos se caldean en los primeros puestos de acceso al módulo, reclaman y se gritan entre los usuarios, porque acusan a personas de meterse a la mala en la fila.

“De aquí no va a pasar, ya no vamos a avanzar”, le grita una mujer a una señora de azul, causante del enojo, porque la acusan de meterse a la fila y no respetar el turno de los demás.

Las autoridades federales se están viendo rebasadas por el número de individuos que quieren pasar, porque su cuerpo comienza a traicionarlos, inician manifestaciones de baja de azúcar, presión y hasta pies hinchados a causa del calor.

“¡Cómo creen que me voy a sentir si tengo que estar aquí todo el día?”, le gritaron a la cámara de Quadratín; buscan quien los escuche y resuelva sus demandas.

Y si bien hay personas jóvenes haciendo fila para sus parientes, la gran mayoría son adultos mayores que fueron remitidos de los centros de vacunación en el Venustiano Carranza y Poliforum.

Las instrucciones de quienes acompañan a las brigadas correcaminos es esperar: “están garantizadas las vacunas, todos serán vacunados. El cierre será hasta que pasen todos”, dice el hombre al frente de la fila.

El saldo hasta ahora, un adulto mayor fallecido en la fila.

Este lunes solo hay dos módulos abiertos, Ciudad Universitaria y Tiripetío, este último con suficiente espacio para atender a más morelianos, pero la población se ha concentrado en Ciudad Universitaria.

A la par, otra molestia se vive en avenida Universidad: la movilidad ha quedado seriamente afectada, está a vuelta de rueda, porque los familiares de los adultos mayores están estacionados por toda la avenida, hasta calzada La Huerta.