MORELIA, Mich., a 10 de enero de 2019.- Trabajadores del gobierno municipal de Morelia que no brinden un servicio directo a los ciudadanos deberán trasladarse a pie o con sus propios medios, en tanto prevalece el desabasto de gasolinas en la capital del estado, afirmó Humberto Arróniz Reyes, secretario del Ayuntamiento.

Arróniz Reyes detalló que de las mil unidades vehiculares pertenecientes al gobierno local, 300 se encuentran fuera de la circulación, debido a que su puesta en funciones no se considera esencial para la atención de los ciudadanos.

Así, trabajadores administrativos, personal de inspección y vigilancia y funcionarios no podrán utilizar los automotores asignados, ya que se dará prioridad a las patrullas de la Policía de Morelia, las ambulancias y camiones de la Coordinación de Protección Civil y Bomberos municipal y los camiones recolectores de residuos sólidos.

Aseguró que la instrucción de Raúl Morón, alcalde de Morelia, es únicamente mantener activas las unidades vehiculares que permitan la prestación de servicios esenciales para la población, por lo que el resto de los empleados municipales que cuenten con automotor con combustible a cargo de la gestión local “deberá circular a pie hasta que se regularice el abasto”.

Esto representa cerca de 700 automotores que se encuentran en circulación.

Servicio de limpia, afectado por desabasto de gasolinas

Si bien Arróniz Reyes reiteró que “no se han detenido los camiones de limpia”, sí han registrado un retraso en sus operaciones, lo que ha posibilitado que se acumulen residuos sólidos en los hogares de los residentes de la ciudad, así como en espacios públicos, papeleras peatonales y vialidades.

Ello, debido a que los camiones destinan más tiempo a cargar combustibles, entre dos y tres horas, por lo que comienzan sus rutas más tarde de lo acostumbrado.

Alrededor de un 20 por ciento, estimó el secretario del Ayuntamiento, se ha rezagado el servicio de recolección de residuos sólidos en el municipio.

Agregó que se esperaba que en la segunda semana de enero arribara la donación por 60 mil litros de gasolinas efectuada por Petróleos Mexicanos (Pemex), ya que estaba programada para la fecha referida.

Sin embargo, las dificultades en la distribución de gasolinas que ha ocasionado la implementación de la estrategia federal de reducción del robo de hidrocarburos han impedido que las gasolinas comprometidas sean asignadas al gobierno local.