MORELIA, Mich., 2 de marzo de 2017.- Ante la serie de rumores en los que se ha querido involucrar al diputado federal del Distrito 12 de Apatzingán, Omar Noé Bernardino Vargas, por su supuesta deslealtad al PRI, señaló que es y seguirá siendo priísta, y que no le importan los comentarios que lo pudieran llegar a atacar.

En entrevista para Quadratín, el diputado federal aseveró que a pesar de que en la actual legislatura federal pertenece a la bancada del PVEM, él continúa con su militancia priísta, y que nunca ha renunciado al tricolor.

“Yo soy priísta y me voy a morir siendo priísta. Tengo mis derechos políticos-partidistas salvaguardados. Nunca he renunciado al PRI”, aseveró el legislador federal.

El también ex diputado local comentó que estos rumores no son más que pura grilla barata y que vienen de algunas expresiones al interior del instituto político para el cual él milita, pero señaló que a El Vale nadie lo calla.

“Quiero dejar en claro que hay personas que se aprovechan para denostar a El Vale Bernardino, eso no lo voy a permitir, al menos de que ellos me quieran correr, pues que presenten las pruebas.

“Me quieren poner un bozal, a El Vale Bernardino nadie le va a poner un bozal, la militancia ya está cansada de que les pongan bozales por pensar diferente a unos cuantos integrantes de la cúpula del PRI Michoacán”, aseveró Omar Noé Bernardino.

El también ex dirigente juvenil priísta dijo que él contendió en coalición con el PVEM y que por esa razón y por motivos de estrategias políticas, él y dos compañeras michoacanas del PRI pertenecen a la bancada del Partido Verde Ecologista de México, pero que esto no significa que estén fuera del tricolor.

Debe el PRI ser un partido que incluya

Omar Noé Bernardino Vargas aseveró que el PRI debe buscar la unidad de la cual se habla tanto, pues señaló que se deben dejar a un lado los compadrazgos y solo así avanzará el partido a la reconstrucción interna.

El legislador enfatizó que el tricolor debe ser un instituto político que incluya y no uno que deje fuera a las voces de la minoría. Asimismo, conminó a los liderazgos del partido a ser incluyentes, pensando en un proyecto de unidad para el 2018.

“No se debe de permitir que al PRI lo integren amigos, compadrazgos o que el PRI sea un club de Toby”, señaló Omar Noé.

“Si el PRI quiere ser competitivo, tiene que incluir a todos y tiene que construir una unidad. La unidad se construye con la inclusión de todos, desde el más radical, hasta el más institucional”, concluyó el diputado federal.