MORELIA, Mich, 6 de diciembre de 2019.- Han transcurrido 17 días desde que inició la toma de las instalaciones de la Escuela Nacional de Estudios Superiores, (ENES) unidad Morelia, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y aún no hay una solución.

Fue el pasado 19 de noviembre que inició este tema en las instalaciones educativas de parte de estudiantes integrantes de los denominados grupos Resistencia Disidentes y la Asamblea de Morras.

Ello, en exigencia de que se atiendan demandas relacionadas con la atención en la universidad ante la violencia de género que consideran las jóvenes, no son atendidas com se debiera.

Entre estas peticiones destacan la integración de un protocolo de género, pues aunque existe uno, se considera deficiente y lo reconoce la autoridad, pero afirman las jóvenes que no se ha hecho algo al respecto.

Ante el tema de un curso de perspectiva de género, destacan que las autoridades mencionan que se conocería en Consejo Universitario la posibilidad de iniciar una materia como parte de Educación Continua, pero acusan que esta no fue formulada por las inconformes cuando debió serlo.

Esta serie de peticiones se ha hecho de manera reiterada a la autoridad, que pese a responder los documentos, las propuestas hechas a las jóvenes no son concisas y por ello la toma permanece.

Las estudiantes demandan respuestas concretas y no ambiguas, como califican las que han recibido, y ahora el conflicto fue por una protesta hecha en el Centro Cultural UNAM, en Morelia, donde se reportaron protestas en exigencia de la salida de la directora de la ENES, Diana Tamara Martínez, de lo cual se deslindaron las jóvenes manifestantes y aceptó la autoridad, pese a lo cual el conflicto sigue sin arreglo.