MORELIA, Mich., 23 de octubre de 2020.- Sustitución de cárcamos, pavimentaciones y otros son las acciones pendientes de efectuar para reparar los daños causados por las inundaciones que se registraron en Morelia el pasado 22 de octubre de 2018 y que dejaron damnificados en 42 colonias, mencionó Roberto Reyes Cosari, secretario de Bienestar y Política Social.

A dos años de las inundaciones que afectaran a más de dos mil familias en la capital michoacana, desde el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) no se ha logrado radicar los recursos asignados por la Federación para la atención de los perjuicios ocasionados por el fenómeno.

Si bien, afirmó Reyes Cosari, el municipio ha llevado a cabo obras de drenaje pluvial, intervención de redes de drenajes, limpieza de drenes y ríos, y cambios de equipos de bombeo, aún restan acciones que involucran una mayor erogación de recursos y que están comprendidas en la asignación desde el Fonden para Morelia.

“El Fonden no nos ha resuelto la situación, estaría mejor si el gobierno federal, ante una urgencia, inmediatamente hace llegar los recursos, así que qué más nos puede afectar la desaparición del Fonden, a dos años y aún no pueden ejercerse los recursos”, expresó.

El 22 de octubre de 2018, el paso del huracán Willa ocasionó inundaciones severas en 42 colonias de Morelia, lo que generó por lo menos dos mil familias que perdieron su patrimonio, en asentamientos como Mirador del Quinceo, Jacarandas, Agustín Arriaga, Industrial y Prados Verdes.

La situación llevó a la declaratoria de Morelia como zona de desastre y de emergencia, por lo que se le asignaron más de 200 millones de pesos para la realización de obras de reparación de daños a la infraestructura hídrica, sanitaria y vial en las áreas perjudicadas, los que se han radicado en el municipio de manera paulatina en los últimos dos años.

Los damnificados recibieron kits de limpieza y de enseres básicos, proporcionados con donaciones y apoyos del estado, el municipio, organizaciones sociales y la iniciativa privada.

En tanto, la rifa de enseres e inmuebles que el comité En Morelia nos Echamos la Mano, que debía reunir un monto de cinco millones de pesos para apoyar la recuperación de electrodomésticos y muebles dañados por las inundaciones y que tendría lugar en diciembre de 2018, hasta ahora sigue a la espera.

Reyes Cosari mencionó que en 15 días se reunirá el comité para verificar los avances en el proceso de trámites y escrituración de los bienes a sortear, dos departamentos, dos locales comerciales, una motocicleta y 50 estufas, para  buscar definir la fecha de la rifa, cuya recaudación se destinará a la creación de un fondo de contingencias del municipio.