MORELIA, Mich., 15 de septiembre de 2020.- A más de 10 años de los ataques terroristas del 15 de septiembre de 2008, en Morelia, continúan la impunidad y la falta de claridad sobre los hechos, así como la ausencia de responsables de los mismos, lamentó Carlos Herrera Tello, titular de la Secretaría de Gobierno (Segob).

Tras participar en la colocación de ofrendas florales y guardia de honor en memoria de las víctimas del que se considera el primer ataque terrorista registrado en México, Herrera Tello recordó que “a más de 10 años sigue sin haber responsables” por los eventos que costaron la vida a ocho personas y dejaron secuelas físicas y psicológicas permanentes en decenas.

“Sigue impune y sin claridad, sin información al respecto de que lo que pasó, quiénes fueron los responsables, bajo qué condiciones se realizó este atentado, a más de 10 años sigue sin responsables, ya que hoy no hay ninguna información, oficial, por supuesto, y obtenida por métodos legales y con respeto a los derechos humanos, que nos permita saber qué paso aquella terrible noche”, refirió.

Herrera Tello destacó que la atención de las víctimas, los supervivientes y los deudos de fallecidos el 15 de septiembre de 2008, por el contrario, ha tenido un seguimiento por la actual administración estatal que ha llevado al cumplimiento de todos los compromisos suscritos.

Entre las acciones para apoyar a las víctimas y sus familias, Carlos Herrera mencionó un fondo que otorga recursos económicos mensualmente, disposición para que tengan una vivienda digna, atención médica, entre otros.

Respecto de algunos pendientes que siguen sin resolverse, señaló que el estado acompañará a las víctimas y sus familias en la gestión de los mismos ante las instancias correspondientes.

Asimismo, el titular de la Segob manifestó que ha sido fundamental para el gobierno de Michoacán el buscar asegurar que estos hechos no se repitan, para lo cual se ha implementado una política de construcción de la paz, en conjunción con otros sectores sociales.

Esta política ha permitido el proyecto para crear 40 centros de escucha para personas afectadas por la violencia, y 40 centros de tratamiento de adicciones, ya que este factor es el principal generador de agresión en la entidad.

“De lo que estamos seguros es de que algo así no debe repetirse, por eso trabajamos mucho en la construcción de la paz para los michoacanos, para que esos tiempos violentos no regresen”, reiteró.