BRISEÑAS, Mich., 1 de abril de 2016.- El municipio de Briseñas aún no sale de la conmoción, luego del hallazgo de cuatro cadáveres calcinados sobre la carretera Briseñas-Tanhuato, cerca del ejido Ibarra.

 

Al respecto, el presidente municipal de esa jurisdicción, Juan García Navarro declaró a Quadratín que hacía más de un año no sucedía algo de tal magnitud. “Dentro de lo que cabe, como alcalde no he tenido complicaciones mientras hago lo que me compete. Este es un hecho inesperado, nos tomó por sorpresa porque movimientos extraños no hemos visto entre los ciudadanos del municipio”, manifestó.

El director de la policía de Briseñas, Alejandro Aldana, afirmó que el problema del municipio es que colinda con el estado de Jalisco con entradas en diversos puntos, por lo que “desafortunadamente agarran los límites como basurero. Tiran allí los cuerpos porque han visto que el pueblo es bastante tranquilo”, dijo.

 

Aldana informó que se incluirán más patrullas para intensificar su paso por los diversos puntos vulnerables y así evitar este tipo de situaciones.