LÁZARO CÁRDENAS, Mich., 26 de diciembre de 2015.- Luego de que un niño de 14 años cayera desde el puente de Barra de Santana a las aguas del estero del mismo nombre y que fuera rescatado sano por elementos salvavidas, policías municipales impedirán que peatones y automovilistas hagan parada en ese lugar a fin de evitar más accidentes de este tipo.

Tras ser informado de estos hechos, el presidente municipal, Armando Carrillo Barragán, instruyó de inmediato que policías municipales hagan presencia en ese lugar impidiendo que se estacionen familias sobre el puente de Barra de Santana para evitar que se repitan estos hechos; la medida será permanente durante las vacaciones decembrinas.

Carrillo Barragán también instruyó al secretario de Obras Públicas a que aceleren los preparativos para proceder a colocar malla metálica sobre los barandales del puente así como proteger los accesos al estero buscando garantizar que no se introduzcan autos ni peatones a la zona protegida y que es hábitat natural de los cocodrilos.

Poco antes de las doce horas de este sábado un menor de 14 años cayó de una altura de seis metros a las aguas del estero que se encuentra infestado de cocodrilos. Por fortuna en ese momento no había reptiles en ese punto además que salvavidas de Protección Civil intervinieron de inmediato y lograron rescatarlo sano y salvo.

Los salvavidas que salvaron la vida al jovencito responden a los nombres de Edgar Ramírez Echeverría y Daniel Murillo Paniagua, quienes usaron una lancha rápida y lograron rescatar al menor de nombre Jesús Páez Pérez, de 14 años de edad, turista originario de Nueva Italia.

Minutos después de los hechos, acudieron al lugar el titular de Protección Civil Municipal, Abelardo Bracamontes y el jefe de tenencia de Playa Azul.