MORELIA, Mich., 12 de noviembre de 2015.- En tan sólo seis meses, cinco líderes visibles de los grupos de autodefensa en Michoacán, han sido asesinados, según un recuento hecho por la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

El 14 de mayo de 2015, en pleno mitin proselitista, Enrique Hernández, líder de los grupos de autodefensa de Yurécuaro y en ese entonces candidato a la alcaldía de ese municipio por Morena, fue asesinado por sujetos armados.

Un par de meses después, Camilo Santana Aguirre, líder de los llamados policías comunitarios de Huetamo, fue ultimado a balazos mientras se encontraba en un negocio de venta de micheladas.

En tanto, que en una taquería, Aurelio Gómez, conocido como La Coquena, cabeza de los grupos de autodefensa de Parácuaro, fue acribillado por un grupo armado. A este hombre se le atribuía ser hombre cercano a El Americano, y se le vinculó a actividades delictivas.

Jesús Bucio Cortés, fundador del movimiento de autodefensas en Tancítaro fue asesinado el 30 de agosto en una barricada de estos grupos instalada en el acceso a dicho municipio donde convergen las tierras fría y caliente de Michoacán.

Finalmente, en una emboscada registrada el 23 de octubre, murió Arturo Peñaloza Martínez, guía de los autodefensas de Churumuco.