MORELIA, Mich., 10 de febrero de 2014.-  En lo que va del año la Comisión Estatal de Derechos Humanos tiene un registro de 300 personas que debido a la violencia y a las condiciones de inseguridad que imperan en la zona de Tierra Caliente han sido desplazadas y obligadas a abandonar sus lugares de residencia.

El presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, José María Cázarez, mencionó que en Apatzingán, Nueva Italia, Cuatro Caminos, Tepalcatepec son las poblaciones más susceptibles de vivir este fenómeno,  que va en aumento debido a que anteriormente sólo se contabilizó a 180 casos pero de forma paulatina estos se incrementaron en las últimas semanas.

El ombudsman michoacano confió en que con la intervención de las fuerzas federales esta tendencia se pueda disminuir, incluso mencionó  que debido a que el pasado viernes acudió a la población de Nueva Italia percibió que existe mayor tranquilidad en ese lugar.

“Parece que se están restableciendo las condiciones de seguridad y tranquilidad paulatinamente”, abundó.

Entre las acciones que asumió la CEDH fue un acercamiento con la Procuraduría General de Justicia del Estado para buscar emprender medidas conjuntas que permitan restablecer la tranquilidad en los municipios con altos índices de violencia.

Señaló que las visitadurías de la CEDH así como el personal que labora en estas han podido realizar los recorridos por los municipios calentanos que presentan conflictos de inseguridad sin que hasta la fecha se haya presentado algún tipo de amenaza u hostigamiento.

“Nosotros estamos actuando tranquilamente porque nosotros nos dedicamos ayudar a la gente y no tenemos ningún temor en ese sentido, nosotros estuvimos en Antúnez y Apatzingán sin que se presentara ninguna situación extraordinaria”, resaltó José María Cázarez.

Asimismo, anunció que pese a lo reducido del presupuesto con el que opera el organismo en los próximos días incrementará la presencia de personal en la visitaduría de Apatzingán, la cual será reforzada por especialistas de las oficinas centrales de la CEDH.

Por otra parte, el ombudsman michoacano informó que en los que va del año  han recibido 20 quejas en contra de la Policía Federal y 2 contra efectivos del Ejército por presuntos abusos y violaciones a los derechos fundamentales de las personas.

Aunque el año pasado las quejas dirigidas por las fuerzas federales acumularon 200, preocupa al organismo que este año pudiera incrementarse la cifra debido a los despliegues que se están haciendo en 27 municipios de la Tierra Caliente por lo que se deberá reforzar la vigilancia de los vistadores en esa zona.