MORELIA, Mich., 16 de febrero de 2016.- La circulación en las calles de la capital Michoacana, poco a poco han retomado su actividad cotidiana después del paso del Papa Francisco y de que los miles de visitantes que se acercaron a la ruta para presenciar su recorrido, comenzaron a dejar las calles.

Según un comunicado de prensa, al respecto, la Policía de Morelia brindó apoyo en los cortes de circulación a lo largo de la ruta que recorrió el Papa, los cuales se fueron retirando oportunamente conforme el contingente iba pasando y las personas liberaron la zona.

La corporación municipal, también participó en el operativo de vigilancia en las áreas especiales que se adecuaron como campamentos y estacionamientos, para brindar atención a las personas que ahí se encontraban.

El comandante Felipe González Carmona, encargado del despacho de la Policía de Morelia,  informó que cerca de trescientos elementos municipales estuvieron colaborando  para mantener el orden y la seguridad, en el tramo que comprende del entronque de Acueducto con Mil Cumbres, hasta el monumento a Lázaro Cárdenas, arrojando un resultado de saldo blanco tanto durante el recorrido, como en el desalojo de dicha área, la cual se encuentra al momento libre a la circulación hasta el cruce de Madero con Plan de Ayala.

En este sentido, el funcionario municipal hizó hincapié en que esta vialidad, se irá abriendo paulatinamente durante la tarde y noche de este martes, para que las personas que aún se encuentran en las calles, liberen la circulación.

González Carmona, agregó que el  recorrido total del Jerarca Católico que comprendió de la Estación de Bomberos ubicada en Ciudad Industrial hasta el Estadio Morelos, fue cubierta en su totalidad y sin ningún contratiempo gracias a la coordinación de las distintas fuerzas de seguridad que estuvieron colaborando para el desarrollo de este evento.

Por su parte la Secretaría de Servicios Públicos Municipales, reportó un trabajo de limpia de calles que desde temprano se puso en marcha, en el cual participaron alrededor de 573 personas y se recolectaron varias toneladas de basura.