MORELIA, Mich., 6 de julio de 2013.- Los 24 municipios certificados para exportar aguacate a los Estados Unidos cerraron el pasado 30 de junio una cosecha récord que superó ligeramente las 629 mil toneladas en la temporada 2012-2013, que concluyó el pasado 30 de junio.

De acuerdo con la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEEAM) dicho incremento equivale a un 39 por ciento de incremento respecto de la temporada inmediatamente anterior, cuando se cosecharon poco más de 454 mil toneladas.

La información revela que los principales destinos de exportación fueron los Estados Unidos, con un récord cercano a las 518 mil toneladas equivalentes a un incremento de 43 por ciento respecto el año pasado, y Japón que recibió 52 mil toneladas, 16 mil más que en la temporada inmediatamente anterior.

Para los especialistas de la APEEAM, los niveles que han alcanzado las exportaciones de aguacate michoacano a los Estados Unidos muestran, por una parte, la capacidad de los productores certificados, pero, lo más relevante, un importante aumento en el consumo local de la fruta.

De acuerdo con la información disponible, en la década de 1970 el consumo estadounidense per cápita de aguacate ascendía a tan sólo 200 gramos por año. Sin embargo, para 2010 el consumo ya superaba el kilo y en la actualidad se estima un consumo de 2 kilos 267 gramos.

En el caso del mercado japonés el aumento en las exportaciones nacionales de la fruta se debe más que el incremento en el consumo local a la capacidad de los productores michoacanos que han logrado eliminar residuos químicos en el producto y la virtual eliminación de gusano barrenador y mosca de la fruta.

De acuerdo con la APEEAM, el municipio de Tancítaro siguió manteniendo el título de capital mundial del aguacate, pues produjo cerca del 25 por ciento del total, equivalente a 129 mil 500 toneladas; Uruapan produjo 88 mil 60 toneladas equivalentes al 17 por ciento; Ario de Rosales y Salvador Escalante, con 11 por ciento cada uno equivalente a 56 mil 980 toneladas cada uno; y San Juan Nuevo con 36 mil 260 toneladas.