MORELIA, Mich., 4 de agosto de 2015.- El gobierno de Michoacán encabezado por Salvador Jara Guerrero interpuso un recurso de revisión contra el amparo colectivo para la celebración de matrimonios entre personas del mismo sexo.

El abogado Gumesindo García Morelos, explicó que el juicio se interpuso ante el juzgado Noveno de Distrito, y busca dejar sin efecto la intención de varias personas homosexuales, quienes a través de la justicia federal pretenden demostrar la inconstitucionalidad de las leyes michoacanas al violentar las garantías individuales de la población Lésbico-Gay en la entidad.

De acuerdo con el documento, el recurso fue dirigido al Tribunal Colegiado en Materia Administrativa y de Trabajo del décimo primer circuito en turno, y en el que el funcionario describe que con fundamento en la Ley de Amparo designa a Luis Manuel Delgadillo Málaga y/o Feliciano Rangel Zavala para que concurran a las audiencias, rindan pruebas, aleguen y promuevan los incidentes y recursos previstos en dicho marco jurídico.

Por lo que con fundamento en los artículos 80 y 81, fracción I, inciso e de la Ley de Amparo, el Gobierno de Michoacán interpone recurso de revisión en contra de la sentencia dictada por el juez noveno de distrito del estado, emitida el 16 de julio del presente año.

En términos generales, el recurso de revisión de la administración estatal argumenta violaciones al procedimiento de amparo colectivo interpuesto por los quejosos.

“Esa determinación causa agravio a la autoridad que represento, merced a que el a quo admitió la demanda de amparo sin emplazar a las totalidad de las autoridades que intervinieron en el proceso legislativo de la norma que se combate; incurriendo de esa manera en una violación procesal, en términos del ordinal 108, fracción III de la Ley de Amparo” detalla el documento impugnativo del gobierno estatal.

Sin embargo, el abogado especialista en derechos humanos y promotor del amparo colectivo, Gumesindo García Morelos, señalo que dicho recurso de revisión es improcedente, además de que el gobierno de Michoacán sólo demuestra una actitud frívola e intolerante ante el tema de los matrimonios entre personas del mismo sexo.