MORELIA, Mich., 4 de julio de 2013.- El presidente municipal de Erongarícuaro, Everardo José Alberto Cortés renunció al Partido Acción Nacional que lo había llevado a convertirse en edil y regresó a las filas del PRI en donde ya había sido síndico por este instituto político.

Con música de banda y con la presencia de alrededor de 200 habitantes de Erongarícuaro, el edil se apersonó en la sede estatal del PRI para anunciar su regreso e incluso a las afueras del edificio resonaban cohetones para festejar su filiación al Revolucionario Institucional.

Los motivos que expresó el presidente fue que el albiazul nunca le respaldo con alguna acción para solventar la deuda 3 millones que heredó  de la anterior administración y tampoco lo acompañó a ninguna de las gestiones que realizó con la intención de atraer recursos.

El munícipe reconoció que su postulación como candidato del PAN se debió a una coyuntura política y ahora regresa al PRI porque considera que el gobierno del estado y la presidencia de la República al ser ostentadas por militantes del tricolor le representan ventajas para la gestión de recursos.

“No me gusta mentir en donde esté el beneficio para la gente es a donde vamos a ir”, aseveró.

Al ser cuestionado sobre quién costeó los gastos para movilizar a sus simpatizantes desde Erongarícuaro, el edil dijo que cada quien pago los gastos y no se trataba de personas ‘acarreadas’ sino que acudían de manera voluntaria en dos camiones y con sus propios recursos.

“Yo me forme en el PRI, desde el Frente Juvenil tengo militancia,  cuando fui síndico por el PRI yo tenía el mayor número de cargos en el municipio, entonces tengo una formación y un estilo que adquirí en el PRI”, resaltó.

Asimismo, dijo que la determinación de regresar al PRI fue respaldada por todos los regidores, quienes incluso lo acompañaron al edificio donde reside el Comité Estatal del partido, lo que también representa la adición del cabildo.

En el primer año de gobierno el ayuntamiento de Erongarícuaro presentó problemas financieros incluso fue el primer ayuntamiento en el que los empleados tuvieron que dejar de laborar una quincena a cambio de donar su quincena para solventar la insuficiencia económica de las arcas municipales que registraban una deuda de 3 millones 200 mil pesos, la cual aseveró Everardo José Alberto Cortés quedará finiquitada a finales de diciembre próximo.

Fue el presidente estatal del PRI, Osvaldo Fernández quien se encargó de la recepción del también conocido como el Profe Vera, a quien le abrió las puertas del partido y se comprometió a apoyarlo para gestionar recursos ante el estado y la federación.