MORELIA, Mich., 17 de febrero de 2016.- Fueron únicamente ocho mil personas las que se recibieron en las canchas del deportivo Cuauhtémoc, de las 200 mil que se tenían previstas, dio a conocer el director de Servicios Públicos Municipales, José Gil Vázquez.

En entrevista para Quadratín, Gil Vázquez aseguró que los visitantes arribaron a las canchas a bordo de 90 autobuses y un sin número de combis, autos particulares y camiones escolares.

Ante la interrogante de qué había pasado con los comerciantes ante la poca afluencia de peregrinos, aseguró que al menos 150 de los 450 que se encontraban en aquel deportivo fueron reubicados a lo largo del recorrido del Sumo Pontífice con el fin de evitar que los comerciantes tuvieran pérdidas, especialmente los que vendieron alimentos perecederos.

Con el panorama poco favorecedor que dejó la visita de Francisco a muchos comerciantes del mencionado deportivo, declaró que se tomó la decisión de colocar en esas canchas el campamento por recomendaciones del Estado Mayor Presidencial.

“Nosotros habíamos contemplado el deportivo Miguel Hidalgo y el Parque Bicentenario para recibir personas, pero por protocolo de seguridad del Estado Mayor Presidencial se concluyó que sería el Cuauhtémoc”, abundó.

Al final los autobuses, en su mayoría arribaron a estos dos parques, que originalmente se pensaron únicamente como estacionamiento; se recibieron 90 en el parque Bicentenario y 20 en el Miguel Hidalgo.

Siendo de este modo, que las canchas frente a Policía y Tránsito se quedaron con menos del cinco por ciento de visitantes esperados.

José Gil Vázquez detalló que se hizo el cálculo en base a las experiencias de otras ciudades, no obstante, a pesar de que no se recibió a las personas que se habían planeado, declaró que se trabajó siempre en pro de tener suficiente espacio para los visitantes y evitar cualquier contingencia, finalizó.