MORELIA, Mich., 11 de marzo de 2016.- Aproximadamente el 35 por ciento de los recursos que se etiquetan al campo quedan en manos de líderes de organizaciones porque se movilizan, marchan o toman alguna oficina, pero no apoyan a los campesinos, acusó el presidente de la Asociación de Alcaldes Cenecistas, Marco Antonio Leyva Mena.

“Tenemos muchas organizaciones que, a veces, se aprovechan de su membrete para manipular, controlar y monopolizar los recursos destinados al campo en perjuicio de los campesinos”, indicó el también presidente municipal de Chilpancingo, Guerrero.

En entrevista realizada durante la primera reunión nacional de la asociación que se realiza en la capital michoacana, el dirigente campesino dijo que ante esa situación es necesaria una depuración de los procedimientos para que los recursos que asigna el Estado lleguen a los campesinos.

Informó que la naciente organización cenecista propondrá la creación de un organismo autónomo que se encargue de hacer esa depuración y de planear la producción agropecuaria y genere círculos virtuosos de productividad por microrregiones y regiones.

Indicó que además es necesaria la coordinación de los tres niveles de gobierno para hacer frente al cambio climático está provocando severos problemas en el campo mexicano y poder pagar la cobertura de seguros de cultivos ante los fenómenos que se avecinan como una prolongada sequía.

“Si no hacemos eso entonces seguiremos teniendo un campo empobrecido, cuando en la primera mitad del siglo 20 era motor de este país, antes de que llegaran los recursos del petróleo, pero como eso ya es una quimera, hay que volver al campo”.

Leyva Mena omitió responder a la partidización que hacen los alcaldes de los programas sociales, pero dijo que la pobreza en el campo no tiene partido y a los presidentes municipales son a los menos conviene la migración del campo a las zonas urbanas, porque les genera más problemas ya que no pueden atender su demanda de empleo y servicios básicos.