BUENAVISTA TOMATLÁN, Mich., 27 de diciembre de 2014.- Hipólito Mora Chávez dio a conocer que serán 31 elementos de la extinta Fuerza Rural quienes, con credencial en mano, se presentarán ante las autoridades competentes para determinar la responsabilidad en la muerte de 11 personas el pasado 16 de diciembre.

En rueda de prensa señaló que lo hacen confiados en las autoridades y a sabiendas de que ellos actuaron dentro del marco de la ley ya que, seguían vigentes hasta el momento en que fueron agredidos por un comando armado a las órdenes de Simón, El Americano.

A las afueras de la casa de Hipólito las mujeres abrazan a sus hombres en una despedida en la que todos están a la espera de que concluya el noveno y último rosario de Manuel Mora para, finalmente, entregarse a las autoridades.

A 10 metros de distancia, ocho elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), fuertemente armados, vigilan expectantes la calle y domicilio de uno de los líderes emblemáticos de las extintas autodefensas en Michoacán.

Entre la gente de Don Hipólito sólo se observan dos armas largas y dos escuadras enfundadas a la cintura mientras que su líder se prepara para enfrentar, por segunda vez, la justicia michoacana, a lo que dijo “vale la pena luchar y dar la cara y no andarme escondiendo en el chingado monte huyendo de la ley”.