MORELIA, Mich., 13 de enero de 2016.- El presidente municipal de Cuitzeo, Juan Mascote Sesento, aseveró que tras la fuga de hidrocarburo que se dio el pasado 18 de diciembre en un ducto de Pemex hubo daños ambientales que la paraestatal no atendió.

Acusó además que la actitud de la empresa ha sido omisa, pues no hay amplia disposición para que se trabaje en coordinación con las autoridades, pues Pemex se mostró muy fría, somera y desinteresada, ejemplo de ello es que han sacado tierra y no la han ‘limpiado’: “Tienen una empresa aseguradora pero como que no aprietan o como que hay irresponsabilidad del propio Pemex en los daños ecológicos”.

Insistió en que además de estos estragos ambientales, se pudo en riesgo a la población a sufrir daños lamentables, por lo que llama a que la empresa actúe más adecuadamente en trabajos de prevención y seguimiento a los daños ecológicos.

“Se debe poner más atención en conjunto en cuestión de los ductos de Pemex y que la propia empresa se responsabilice también de ayudarnos a vigilar y ayudarnos a controlar para el bien de todo el municipio; que asuman más su responsabilidad cuando hay daños ambientales”.

Manifestó que la empresa debe ser más responsable, ya que tras el incidente percibió una “fría actuación del personal”, y agradeció el apoyo de municipios aledaños que brindaron todo el apoyo a Cuitzeo durante y después de la fuga alarmante.

“Después de la fuga que se dio en días pasados en un ducto de Pemex la seguridad es un trabajo que se debe seguir fortaleciendo no solamente a nivel municipio sino requerimos todo el apoyo del gobierno del estado y todo el apoyo del gobierno federal porque esos son derechos federales que se deben trabajar conjuntamente”.

Aseguró que ya tuvo una entrevista con el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, quien le indicó que se comprometía a asumir el compromiso para trabajar conjuntamente los tres órdenes de gobierno: municipal, estatal y federal.

Por ello, consideró que se necesita tener más atención de manera conjunta a los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) para evitar en un futuro nuevos incidentes que pongan en riesgo la integridad de la población.