MORELIA, Mich., 5 de septiembre de 2013.- El gobernador del estado, Jesús Reyna García, afirmó que en Michoacán se aplicará la Reforma Educativa, debido a que es un mandato constitucional que ha sido debidamente reglamentado.

 

Refirió que en los últimos 10 años la entidad ha estado distante de los programas educativos vigentes y de las obligaciones que debe tener en materia de educación, lo que posicionó a Michoacán en los últimos lugares de aprovechamiento en el país.

 

“En lugar de ir caminando por vías paralelas nos hemos conducido por caminos divergentes y cada vez más separándonos de los propósitos del gobierno federal”, sostuvo.

 

Asimismo anunció que antes del lunes, funcionarios del gobierno del estado sostendrán una reunión con el dirigente de la CNTE, Juan José Ortega Madrigal, para informarle que la Reforma Educativa y sus leyes reglamentarias no tienen marcha atrás en la entidad.

 

“Esperamos que el diálogo y la disposición de los maestros michoacanos nos permitan superar este tránsito de como estamos a como deberíamos de estar”, añadió.

 

El gobernador reiteró que el paro en las escuelas, convocado por los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, no superó el 10 por ciento de los centros escolares, además que en varias escuelas los padres de familia han tomado la responsabilidad de exigir a los profesores no ausentarse del aula.

 

El gobernador reconoció que es “muy difícil” para la Secretaría de Educación Estatal identificar quiénes son los maestros faltistas, debido a que no se trata de un paro generalizado y en algunas escuelas únicamente son unos cuantos docentes quienes abandonaron las aulas mientras el resto sigue trabajando de forma normal.

 

Igualmente, insistió que el gobierno del estado prefiere evitar confrontaciones con los profesores disidentes y mantendrá el diálogo con ellos y en caso de ser necesario podría aplicar descuentos a los profesores faltistas.

 

Del mismo modo, descartó “amenazar con el garrote”  a los profesores de la CNTE en caso de que extiendan sus movilizaciones hacia Michoacán.