MORELIA, Mich., 5 de enero de 2015.- La prueba de rodizonato de sodio,  que fue clave para dictar el auto de formal prisión a Hipólito Mora y sus 26 seguidores (incluso a Luis Antonio Torres, El Americano y su gente) es la más débil que puede existir, afirmó este lunes el abogado Eduardo Quintero, defensor del fundador de los grupos de autodefensa.

Entrevistado en el programa Vox Populi, el profesionista ejemplificó que dicha prueba es tan débil, que si alguien fuma continuamente daría positivo al examen, por el uso del encendedor.

“Incluso me puedo lavar las manos con líquidos que se pueden conseguir en cualquier lugar y podría borrar cualquier rastro de pólvora”, enfatizó.

Por otra parte, el defensor de Hipólito Mora dijo que la jueza nunca precisó en su fallo sobre sus defendidos, sobre qué persona y de qué forma le disparó a alguna de las víctimas.

Destacó de hecho que los casquillos encontrados en la escena del múltiple crimen, tampoco son pruebas fehacientes, ya que el calibre lo usaban tanto la gente de Mora Chávez, como la Gendarmería y los allegados a El Americano.

Reiteró que Hipólito Mora y sus muchachos estarán libres en mes y medio a más tardar, ya que no hay pruebas que acrediten su supuesta culpabilidad en la muerte de 11 personas, en el tiroteo del pasado 16 de diciembre.

Finalmente detalló que son tres los aspectos por los cuales el auto de formal prisión dictado por la jueza primero de lo penal, a sus clientes no está cimentado y esto traerá la libertad de los mismos.

El primero es que no está acreditado que alguno de ellos haya privado de la vida a alguien,   el segundo es que en tal caso que así hubiera sido, se habría llevado a cabo en legítima defensa y tercero que como miembros de la Fuerza Rural, sus defendidos únicamente estaban cumpliendo con su deber, al ser atacados.