MORELIA, Mich., 2 de octubre de 2013.-Una de las prioridades en el combate a delincuencia en la entidad consiste en reducir el delito de extorsión, en particular en su modalidad de “cobro de piso”, resaltó el gobernador del estado, Jesús Reyna García.

Luego de poner en marchar las instalaciones del Centro de Comunicaciones, Cómputo, Control y Comando (C4) y de entregar 53 patrullas a igual número de municipios, el mandatario michoacano señaló las extorsiones, en sus diversas modalidades, se dan en toda la geografía estatal y no existe una zona particular que esté exenta debido a que una forma de recurrente de este delito se da por medio de llamadas telefónicas.

El jefe del Ejecutivo indicó que el próximo 3 de octubre se darán a conocer  los indicadores de inseguridad correspondientes al mes de septiembre, en los que se habrá de reflejar el comportamiento de los casos denunciados de extorsión y otros delitos.

“La extorsión tiene la base común de que se sustenta en la percepción de inseguridad que una persona tiene y el temor, muchas veces infundado, que la persona tiene porque se siente en un ambiente de inseguridad”, resaltó.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo estatal señaló que el gobierno del estado por medio de la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría de Justicia del Estado están tomando medidas, las cuales se mantendrán en secrecía, para  contrarrestar la extorsión en toda la entidad, en este sentido, refirió que ya se notan avances en Morelia.

“Estamos decididos y firmes, comprometidos con el secretario de Seguridad Pública y el subprocurador para dar un combate a la extorsión”, recalcó Reyna García.