MORELIA, Mich., 7 de diciembre de 2015.- La Secretaría de Seguridad Pública del estado detuvo a 33 comuneros que participaron en los desmanes y agresiones contra los cuerpos policiacos cerca de la caseta de cobro de Zirahuén, donde esta mañana se dispuso de un operativo para requerir a 52 normalistas que son acusados por los delitos de robo calificado, secuestro y los que deriven.

Fuentes de la dependencia indicaron que los comuneros serán demandados por los delitos de secuestro, daño y obstrucción a las vías generales de comunicación y lesiones contra elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

Los comuneros son trasladados en estos momentos a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), donde se les abrirán las averiguaciones previas penales correspondientes.

Asimismo trascendió que tanto comuneros como normalistas aún mantienen secuestrado a un efectivo policiaco en aquella región indígena e intentan chantajear al gobierno del estado para que este sea entregado a cambio de la liberación de los 52 estudiantes que se encuentran a disposición de la Fiscalía Estatal.

Fuentes de la SSP indicaron que los operativos fueron trasladados a la capital del estado, donde fueron requeridos dos menores de edad durante la protesta y quema de llantas registrados frente a Palacio de Gobierno, pero fueron puestos en libertad porque al parecer fueron usados como “carne de cañón” para apoyar dichas acciones.