MORELIA, Mich., 16 de febrero de 2016.- Tras alrededor de 40 minutos de vuelo, el Papa salió por la puerta de la aeronave que los trasladó y saludó a los michoacanos que lo esperaban en el Aeropuerto.

El Papa descendió del avión y fue recibido por el cardenal Alberto Suárez, el gobernador Silvano Aureoles y los presidentes de los poderes Legislativo y Judicial, Raymundo Arreola y Juan Antonio Magaña.

En su cuarto día de actividades en México, el Obispo de Roma saludó a las hijas del mandatario estatal, quienes le entregaron una guitarra.