MORELIA, Mich., 19 de noviembre de 2013.- El gobernador de Michoacán Fausto Vallejo negó que el crimen organizado se haya infiltrado en los altos niveles de su gobierno, aunque no descartó  que pudieran existir vínculos entre funcionarios de menor nivel  y quienes ostentan áreas “sensibles” con grupos delincuenciales.

“Se ha infiltrado la delincuencia a diferentes ámbitos de las instancias de gobierno, principalmente en el nivel municipal y obviamente en las policías estatal y ministerial, no debemos de esconder y minimizar por ningún motivo esto, no dudo que también en algunos mandos y estructuras del gobierno, no me estoy refiriendo a los niveles altos o importantes pero si en algunas partes sensibles obviamente que ha penetrado la delincuencia” , respondió en mandatario estatal a ser entrevistado por la periodista Carmen Aristegui en su programa de la cadena CNN.

El gobernador de Michoacán enfatizó que el combate a la delincuencia en estos niveles se está dando por medio de tácticas de inteligencia para identificar a quienes pudieran estar coludidos o al servicio de grupos criminales.

El cuatro veces presidente municipal señaló que hasta hace poco la Federación comenzó a apoyar al estado con recursos para el fortalecimiento de sus instituciones encargadas de brindar seguridad y para el equipamiento de áreas como el Centro de Cómputo Control y Comando (C4).

“Entre más se minimice o se trate de degradas las instituciones, obviamente que estamos agrediendo a Michoacán y complaciendo a la delincuencia”, proclamó el jefe del Ejecutivo estatal en relación a las especulaciones que giran en torno a la complicidad de estructuras gubernamentales con la delincuencia.

Vallejo Figueroa anunció que su administración además de la instalación de varias decenas de cámaras de video vigilancia en las principales poblaciones de Michoacán, relevará al personal en las corporaciones policiales que no se acreditó o que no aprobó los exámenes de control y confianza.