MORELIA, Mich.,  31 de enero de 2015.- Por su riqueza histórica, cultural y social, contenida en la obra arquitectónica y pictórica, así como en la actividad cotidiana que le es inherente por ser la sede del Poder Ejecutivo,  es fundamental contar con un protocolo de seguridad que preserve el patrimonio edificado en Palacio de Gobierno, y que garantice la integridad del personal que ahí labora.

Según un comunicado de prensa, Jesús Santillán Gutiérrez, secretario Auxiliar del Despacho del Gobernador, comentó que preservar Palacio de Gobierno reviste una doble importancia: se trata de un edificio que forma parte del complejo arquitectónico declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, y es una figura emblemática de la vida social y política en Michoacán. Por ello, añadió, se ha diseñado un plan integral de para su protección y conservación.

Entre los puntos más relevantes del protocolo de seguridad, Santillán Gutiérrez destacó los siguientes:

  • Registrar al personal que ingrese, así como visitantes, gestores y turistas que acuden a lo largo de toda la semana.
  • Mantener control de puertas principales para evitar confrontaciones e incidentes, mediante la operación permanente de personal de seguridad que resguarda las Instalaciones de Palacio de Gobierno.
  • Mantener iluminación en la parte interior y exterior para evitar toda clase de actos que puedan dañar el edificio.
  • Evitar vehículos estacionados en espacios prohibidos en el perímetro del mismo, a fin de minimizar incidentes de tránsito, y permitir espacio suficiente para la operación de patrullas y ambulancias cuando se requiera.
  • Evitar vehículos estacionados en el perímetro del Palacio de Gobierno para establecer puestos de mando en su exterior, así como plantas de luz de emergencia cuando se requieran.
  • Durante las festividades de los días 15, 16 y 30 de septiembre, además del 20 de noviembre, permitir acceso sólo a personal autorizado.
  • Establecimiento de cámaras de seguridad para la verificación y atención de incidentes diversos, relacionados con vialidad, seguridad pública, vandalismo, y otras situaciones extraordinarias.

Las acciones antes referidas, puntualizó el secretario auxiliar del Despacho del Gobernador,  son sólo algunas de las disposiciones que contemplan los protocolos de seguridad para el resguardo de tan importantes instalaciones, siempre en beneficio de la imagen de este inmueble, sin obstruir su uso y disfrute por parte de la población de Michoacán, así como turistas nacionales y extranjeros que nos visitan.