MORELIA, Mich., 5 de octubre de 2015.- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo aceptó que hay integrantes de los grupos de autodefensa que deberían estar en la cárcel, en lugar de intentar hacer labores de seguridad y aclaró que el tema de la seguridad no debe ideologizarse ni ser tema de liderazgos sociales.

El mandatario también dejó en claro que su administración no permitirá que los ciudadanos se hagan justicia por mano propia y refrendó su compromiso porque el Estado tome la rectoría de la seguridad de los michoacanos.

“Ya les gustó ser más estrellas de medios y televisión; ya les gustó andar por ahí armados y establecer sus territorios, pero eso no está bien. Es un tema más mediático y no permitiremos más civiles armados”, agregó el gobernador, en franca alusión a Hipólito Mora y otros liderazgos de los grupos armados.

No obstante, Aureoles Conejo ofreció apertura a la Policía Única de Michoacán a aquellos que estén aptos y aprueben los procesos de control y confianza que serán impuestos.

Recordó que la falta de políticas adecuadas en materia de seguridad permitió el ingreso de grupos criminales en dichas estructuras.

“Los gobiernos anteriores les fallaron a los michoacanos en seguridad. No cumplieron con su compromiso de brindar paz y seguridad”, remató.