MORELIA, Mich., 13 de julio de 2015.- Miedo y desconfianza, son los sentimientos que gran parte de los propietarios de los  establecimientos ubicados el bulevar García de León han presentado durante los últimos meses, ya que debido a la ola de asaltos que se han registrado en esta zona, tanto los dueños como los empleados de diversos negocios, han afirmado tener inquietud sobre la situación que actualmente se vive en las inmediaciones de su área de trabajo.

Y es que, según declaraciones de los locatarios son un estimado de 10 atracos los que se registran a la semana, entre los que se encuentran robo a mano armada, a establecimientos e inclusive de vehículos con personas dentro, los cuales se generan en mayor parte durante la noche.

El encargado de uno de los restaurantes de mariscos establecido en esta parte de la ciudad, Carlos Alberto García Pérez aseguró que a lo largo de los tres años  que ha laborado en esta unidad económica, la actividad que se realiza por parte de los elementos de la Fuerza Ciudadana ha sido casi nula, ya que según comentó, no hay registro de que se lleven a cabo rondines, hecho que indicó, ha obligado a los establecimientos a contratar su propia seguridad.

“Los dueños de locales pagan por fuera, rondines de patrullas o seguridad pública no hay; en el área del camellón no hay nada de iluminación y es donde tenemos bares, restaurantes y otros negocios, estamos expuestos a que lleguen y nos asalten”, añadió.

Mencionó que si bien estos establecimientos viven con el temor de ser violentados de alguna manera, cada uno de estos ha procurado tomar medidas precautorias para evitar incidencias, por lo que enfatizó “si desgraciadamente por parte de la Secretaría de Seguridad Publica no hay los elementos ni el parque vehicular necesario, nosotros debemos de colaborar con eso”.

De esta forma, la gerente de un pequeño mercado orgánico ubicado en esta zona, Nancy Equihua,  aseguró que esta situación no es nueva, por lo que comentó, que desde hace varios meses esta zona se ha visto fuertemente aquejada por la inseguridad.

“Esperamos que la situación mejore en general, a veces se deje de escuchar, siempre ha estado esta problemática, quizá va en aumento, pero aun así no vemos patrullas”, añadió.

No obstante, la locataria María Teresa declaró estar nerviosa ante esta situación, la cual indicó se ha agravado durante los últimos meses, ya que actualmente los incidentes que se registran son a mano armada, cosa que añadió anteriormente no se veía.

Por su parte, fuentes oficiales de la policía auxiliar, quienes optaros por omitir su identidad señalaron carecer de armamento para el resguardo que ha solicitado la ciudadanía, ya que según comentaron, “ellos se encuentran desarmados y únicamente están para reportar los incidentes a la Fuerza Ciudadana que lleguen a presentarse”

Señalaron que son un estimado de 10 las personas que colaboran en la atención a la ciudadanía, la cual confesaron había sido descuidada por el trabajo que se requirió a lo largo del último mes, debido a que gran parte del personal fue ubicado en el recinto ferial para el resguardo de las actividades en la Expo Feria Michoacán.

En este sentido, los entrevistados coincidieron en que el exhorto para las autoridades es que se ponga más atención a esta zona, donde además de la atención por parte de Fuerza Ciudadana, se solicita que se realicen rondines más frecuentemente así como una mayor atención a los llamados de ‘auxilio’ de cada uno de estos establecimientos.