MORELIA,  Mich., 24 de agosto de 2014.- Como resultado de la mala planeación e irresponsabilidad gubernamental, hoy cerca de 3000 ejidatarios de la zona alta de Jesús del Monte enfrentan una gran disyuntiva, la falta del vital líquido:agua.

Y es que hace 10 años el proyecto de desarrollo municipal establecía que un importante número de hectáreas de cultivo de temporal de esta zona, serían cubiertas por la planta tratadora de aguas, que ejecutada en los tiempos del mandato, del panista, Salvador López Orduña, se montó.

De acuerdo a una denuncia ciudadana, Quadratin conoció del hundimiento  de la planta tratadora de aguas residuales, la cual es inservible desde hace un año.

El proyecto original establecía que el proyecto hidráulico contemplaba el abasto y suministro del líquido para 50,000 hectáreas de la zona alta de Morelia.

La denuncia ciudadana indica que la falta de planeación concluyó en que dicha planta se montó sobre un ojo de agua, cuyo terreno por sus características advertía la inviabilidad de la obra.

Una investigación ocular aprecia que la planta registra un hundimiento de la menos 4 metros en su lado norte-sur, sin fallas estructurales pero con rompimiento en tuberías, cuyo desecho provocado por más de 50,000 habitantes, origina un mayor impacto ambiental al Río Chiquito de esta capital.