Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
migrantes
Foto: Diseño/Quadratín

De 600 mil niños binacionales, 40 mil viven en Michoacán

Fátima Alfaro/Quadratín
 
| 17 de octubre de 2016 | 19:20
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 17 de octubre de 2016.- De un total estimado de 600 mil infantes y jóvenes que en México cuentan con las nacionalidades mexicana y estadounidense, entre 30 mil y 40 mil radican en Michoacán, explicó José Luis Gutiérrez Pérez, titular de la Secretaría del Migrante (Semigrante).

Gutiérrez Pérez destacó que estos menores cuentan con doble nacionalidad al ser nacidos en Estados Unidos de padres mexicanos, los cuales han retornado de manera voluntaria o forzada.

Sin embargo, mitos y costumbres que persisten ante el desconocimiento en torno a los derechos y obligaciones de las familias mexicanas en retorno desde Estados Unidos han impedido o limitado que los jóvenes tengan una adecuada integración a nuestro país y se vea comprometido el ejercicio de sus derechos en ambos países.

Para subsanar estas deficiencias, como la creencia de que el pequeño nacido en Estados Unidos de padres mexicanos pierde su nacionalidad si es registrado también como mexicano, y la práctica de registrar al niño con un nombre en Estados Unidos y con otro nombre en México, se ha implementado la campaña Documéntate.

Documéntate pretende que los niños y jóvenes binacionales adquieran su documentación mexicana y estadounidense, a fin de que puedan ejercer los derechos y las obligaciones que derivan de una doble nacionalidad, desde asistir a la escuela hasta trabajar y votar al llegar a la edad adulta.

Entre las situaciones detectadas, José Luis Gutiérrez detalló que familias mexicanas en retorno con hijos estadounidenses arriban al país sin documentación mexicana para sus niños, lo que les convierte en primera instancia en inmigrantes ilegales y les excluye del sistema escolar.

Asimismo, se han encontrado casos de menores registrados nacidos en Estados Unidos de padres mexicanos, a la vez con acta de nacimiento que certifica que son originarios de una localidad en México, lo que genera problemas de identidad.

La resolución de estos casos, así como la obtención de pasaportes mexicanos y estadounidenses a los menores binacionales, es el objetivo fundamental de la campaña Documéntate.

Al momento menores de Cheranástico y Apatzingán han sido apoyados por la Semigrante para el trámite de sus documentos, si bien se prevé extender este esfuerzo a otras localidades.