CIUDAD DE MÉXICO, 4 de marzo de 2018.- De los más de 75 millones de sufragios que pudieron determinar la elección, sólo se tuvo el registro de 46 millones en promedio. Los comicios del 1 de julio podrían estar marcadas por el mismo abstencionismo. Una tendencia que cada año le sale más cara al Instituto Nacional Electoral(INE).

Si el registro es similar al de las jornadas electorales pasadas, este 2018 saldrán a votar, en promedio, 50 millones de mexicanos. Esta falta de asistencia hará que el gasto por sufragio se eleve de 83 a 135 pesos tan sólo de la elección de 2012 a la actual, de acuerdo con cálculos hechos por laUnidad de Datos de EL UNIVERSAL. Esto tomando en cuenta únicamente el presupuesto que destina el INE para la organización de las elecciones.

Este año, el INE contará con 7 mil 144 millones de pesos para la realización del proceso electoral federal. Si todos los mexicanos inscritos en la lista nominal, es decir, 87.8 millones de electores salieran a votar, el costo promedio del voto sería de 81 pesos. Pero esto es un escenario totalmente alejado de la realidad.

Especialistas aseguran que entre más votantes salgan a las urnas, el costo del sufragio disminuye, puesto que el presupuesto para la elección se divide entre la cantidad de personas que acuden. Pero también recalcan que hay que tomar en cuenta que “el hecho de que alguien no vote es la forma de manifestarse en desacuerdo con las opciones que se están presentando”, asegura Kristobal Meléndez Aguilar,investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Más información El Universal